red.diariocritico.com
A hermanico nuevo, tajadica de menos

A hermanico nuevo, tajadica de menos

Por Pascual Hernández del Moral.
martes 24 de marzo de 2015, 10:15h
El refranero español, tan sabio, no formula este refrán así, sino "A HERMANICO MUERTO, TAJADICA DE MÁS", que es un puntico más feroz y desalmado que el que propongo en el título. Y mi formulación es aplicable al resultado de las andaluzas.
 
Si de verdad creemos en la democracia, deberíamos educar a la gente para que PARTICIPARA, y no se decidiera algo tan serio como el gobiernos de cuatro años por unos mandamases elegidos solamente por un 63,94 % de los que tienen derecho al voto. El otro 36 y pico por ciento no ha participado, quizás porque piensan que esa no es su pelea. Y no se trata de hacer el voto obligatorio, como en algunos países, sino de concienciar a los votantes de la necesidad de su participación en asuntos tan serios como la gobernanza de la república. Así, los elegidos SÓLO CUENTAN CON DOS TERCIOS DE LEGITIMIDAD. Esta vez no creo que ese tercio de relapsos respondan a la oposición al sistema político en vigor, porque ya tienen un "partido" que se ha incorporado a la "casta" y que puede servirles de vía de participación, si es que les interesa. Pero, ¡qué le vamos a hacer! A ver si se conciencian de la importancia de su voto, y participan en las demás elecciones que nos quedan.
 
A los partidos de la "casta" se han sumado dos: CIUDADANOS, y el antes aludido PODEMOS. Y aquí es donde el refrán cobra su sentido. A unos mismos votantes, más oferta lleva a que los resultados se diversifiquen.
 
Miren lo que les ha pasado a los de IU: los de la coleta se han comido su tajadica, porque ofrecen un mensaje más radical a los jóvenes; les ha quedado el apoyo de los viejos roqueros, los comunistas de siempre y de corazón, y que lo serán hasta la muerte; los jóvenes, se han ido al PODEMOS esperando que el sistema "colapse", como dicen los cursis. Con unos pocos de aquí (PSOE) y unos muchos de allá (IU), han hecho un atadijo de decena y media de asientos, que no está nada mal para ser nuevos en la plaza. Han presentado como cabeza a una mocita de risa franca y buen ver, y, aunque esperaba más, no ha hecho mal papel. Ellos no están satisfechos con la tajadica que se han comido, pero habría que decirles que no quieran comerse todo el asado de golpe, por si se atragantan. A ver cómo les va, y cómo digieren ser "casta". Habrá que seguirlos de cerca para ver si sus comportamientos se compadecen con sus peroratas.
 
Han aparecido los CIUDADANOS del muy aseadito Albert(o) Rivera. En principio, da la imagen del novio respetable y educado que toda madre quisiera para su hija: comedido, repeinado como Roberto Alcázar (sí, hombre, el héroe de los tebeos de mi infancia), con traje y corbata, sonrisa angelical y modos respetuosos; vamos, un San Luis. Y con doctrina de centro izquierda, que no asusta a nadie. No había tajadica para todos, y se ha comido la del PP de Rajoy, que es el que ha hecho la gran campaña del PP en capitales, aunque no lo hayan arrastrado por "las entidades locales de entidad menor". Es maravilloso cómo ha crecido la marca; como a PODEMOS, la campaña se la han hecho los medios de comunicación, si no, no se entiende. De todas maneras, dineros le habrán hecho falta, y ya que tan castos y puros se han vuelto los medios de comunicación, espero que les pidan las fuentes de suministro.
 
Al que les han robado sus tajadicas ha sido al PP de Rajoy y de Juanma. Al PP le han hecho una campaña terrible todos los medios, y le han culpado hasta de la muerte de Manolete: que si nos ha hecho vivir en la miseria, que si recortes en la salud (aunque esté transferida y los responsables sean los mandamases de las autonomías), en la educación (también transferida), en la pérdida de puestos de trabajo, vamos, en todo. Y una gota tras otra taladra la piedra. Así, Rajoy es la encarnación de todo lo malo sin mezcla de bien  ninguno. Se explica, pues, que le hayan quitado la tajada.
 
La gran triunfadora es doña Susana, aunque tiene los mismos mandamases que tenía, sin ganar ni uno. En el reparto de tajadas, debía pedir a su virgen de Triana: "Virgencica, que me quede como estaba" Y la virgen se lo ha concedido. Pero ha conseguido un gran éxito: ATOMIZAR A LA OPOSICIÓN, que se repartan las tajadicas para que nadie pueda discutirle. Lo ha conseguido, y tiene que darse por satisfecha.
 
Ahora tiene que dar trigo: esperemos que Andalucía no sea la región con más subvencionados de España, ni con más fracaso escolar,  ni con más desempleo, ni con la peor sanidad, ni con la mínima productividad de España, ni con la menor inversión... y si sigue, la culpa de todo la tendrá Rajoy.
 
Con doña Susana, Andalucía será un paraíso. Y usted y yo que lo veamos.
 

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios