red.diariocritico.com

La Junta no tiene constancia de malos tratos al menor fallecido en Marbella

martes 13 de mayo de 2014, 16:32h
El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, Daniel Pérez, ha afirmado este martes que el Servicio de Protección del Menor de la Administración autonómica no tiene constancia de supuestos malos tratos al menor de tres años de origen marroquí fallecido este pasado domingo en Marbella (Málaga). Ha lamentado esta muerte y ha pedido a la ciudadanía que "no sea impasible" ante un hecho como el sucedido y denuncie.

Así, Pérez ha explicado, a preguntas de los periodistas, que la Administración regional tiene un sistema integral de protección del menor, en el que están incluidas la comunidad educativa, social, judicial y policial, que activa el protocolo correspondiente cuando se produce una situación de supuestos malos tratos hacia un menor.

"Si no tenemos información y conocimiento de un hecho, no podemos actuar y tomar medidas", ha expuesto el delegado, por lo que ha hecho un llamamiento a toda la ciudadanía para que "no sea impasible ante un hecho como el sucedido y que, cuando tenga la más mínima duda de un maltrato hacia un menor, lo denuncie".

Así, Pérez ha pedido que se pongan estos casos en conocimiento de la Policía y de los Servicios de Protección del Menor de la Junta o se llame al Teléfono de Atención a la Infancia (900 851 818).

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para determinar las circunstancias de la muerte del niño, que presentaba múltiples hematomas. Los agentes han detenido a tres personas, entre ellas la madre, por su presunta relación con los hechos.

Entre los detenidos se encuentran también una mujer y su pareja sentimental, que se encontraban en la vivienda, situada en la calle San Ramón de Marbella, cuando falleció el niño y que, al parecer, estaban a su cuidado.

El delegado ha confirmado que, poco después de la medianoche del pasado domingo, el Servicio de Emergencias Sanitarias 061 recibió un aviso alertando de que el pequeño estaba inconsciente. Cuando llegaron al domicilio se encontraron al niño en parada cardiorrespiratoria, sin que pudieran hacer nada por salvar su vida.

En ese momento, los sanitarios observaron que el pequeño tenía múltiples hematomas e, incluso, cicatrices y una quemadura en un pie. Ante esto, el 061 alertó a la Policía Nacional y al juzgado de guardia de Marbella.

Según el testimonio de la pareja que estaba en la vivienda, el pequeño se habría caído por las escaleras unos días antes, aunque hasta ese momento no avisaron a los servicios sanitarios, pese a que su estado había ido empeorando.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios