La presidenta madrileña se entromete en la gestión económica del Gobierno de Zapatero" />
red.diariocritico.com

Al final, defendió la excusa que esperábamos

Aguirre prefiere la versión oficial: destituye a sus consejeros 'traidores' para recortar gastos

Aguirre prefiere la versión oficial: destituye a sus consejeros 'traidores' para recortar gastos

· Rajoy mira para otro lado: "Fútbol, fútbol, hoy el tema más importante es el fútbol"

> "Es una manera de ahorrar" para hacerlo más "reducido, agil y eficaz" frente a la crisis
> La presidenta madrileña se entromete en la gestión económica del Gobierno de Zapatero
Firme, segura, contundente. La presidenta madrileña se sentaba en la mesa de la sala de prensa con la intención de ofrecer su versión sobre los hechos: una reestructuración de su gabinete por sorpresa y con cambios significativos.

Hoy se valoraban esos cambios, concretamente las salidas del gobierno autonómico de Manuel Lamela y Alfredo Prada, de una manera muy clara: Esperanza había fulminado de su equipo a los que le habían -de alguna manera- traicionado en el congreso del PP, brindando su apoyo a Mariano Rajoy. Y hoy por hoy, Rajoy es el gran enemigo ideológico de Aguirre dentro del partido.

Pero estaba claro, ya desde las informaciones que llegaban de fuentes de la Comunidad desde la medianoche anterior, que la explicación oficial iba a ser bien distinta: los cambios buscaban reducir el número de consejeros para ajustarse económicamente a la crisis. O lo que es lo mismo: una excusa presupuestaria para lo que tenía de fondo una causa bien diferente: algo de 'castigo' político, como calificaban los medios de comunicación más progresistas o cercanos a Rajoy.

Y es el guión que cumplió la 'lideresa' nacional del PP: negó que fuera por esos motivos después de mostrar su sonrisa a todos los periodistas que le preguntaron por la verdadera causa de estos cambios y destituciones del ejecutivo autonómico. Y Aguirre tiene arte para dar la cara amable de todo suceso, al estilo de su "simpático" homólogo del Gobierno central, Zapatero, a quien suele tratar con afecto pero al que ha puesto de vuelta y media por su gestión de la crisis económica. Qué mejor que distraer la atención que intentar ganar el titular que ella buscaba: un varapalo para Moncloa. Pero no funcionó. Aguirre sabía lo que quería evitar: hablar de posibles castigos a Lamela y Prada.

Eso sí, al menos, no dio la excusa de que no podrían ambos compatibilizar sus cargos de consejeros con los de dirigentes del equipo de Rajoy en Génova. No valía porque Juan José Güemes, hombre muy cercano a ella, sí forma parte de ese equipo para cumplir la cuota mínima impuesta por ella misma.




Éstas son algunas de las frases con las que ha intentado explicarse:

• “La medida que hemos anunciado y ponemos hoy en marcha es para hacer el Gobierno mas reducido, ágil y eficaz para ajustarlo a la crisis. Es una manera de ahorrar, como cuando decidí congelar los sueldos de los altos cargos para los dos próximos años”
• “Se debe al deseo y la necesidad de afrontar la difícil situación económica que Madrid y España están afrontando”
• “Mirar a otro lado y confundir a los ciudadanos son manifestaciones de una falta de responsabilidad que otros se permiten pero que yo no voy a permitir” (en relación al Gobierno)
• “Soy plenamente consciente de que todas las grandes decisiones corresponden al Gobierno de la nación (…) por el contrario, ante su  parálisis y su  incapacidad, el gobierno de la Comunidad de Madrid quiere enfrentarse sin tapujos y sin excusas a esta crisis”


Ya en la ronda de preguntas, Aguirre insistió en que los cambios sólo tienen “el objetivo de reducir el gasto público porque si los ciudadanos se aprietan el cinturón, sus representantes públicos también deben hacerlo”.




Rajoy prefiere hablar de "fútbol"

 El presidente del PP, Mariano Rajoy, no quiso hoy valorar la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid. A su llegada al Pleno del Congreso, Rajoy fue interrogado hasta en tres ocasiones por los cambios anunciados por Aguirre pero rehusó responder y se limitó a hablar del partido que esta noche enfrentará a la selección española de fútbol con la de Rusia.

   Así, cuando se le preguntó si estaba sorprendido por esos cambios en el Gobierno madrileño, el presidente de los 'populares' replicó: "fútbol, fútbol, hoy el tema más importante es el fútbol". Y pronosticó que España ganará por tres goles a cero.

   De nuevo se le requirió su opinión sobre la remodelación de Aguirre, apenas tres días después del Congreso Nacional de Valencia, pero Rajoy volvió a hablar de fútbol y aseguró que no había remodelación porque iban a jugar "los once" jugadores que habían sido titulares en los primeros partidos.

   "Me parece muy bien. Si lo hicieron bien, lo lógico es que repitan y por tanto tres goles a cero con los once que puso Luis Aragonés desde el comienzo", recalcó. Tampoco respondió cuando se le preguntó por las informaciones que señalan que Aguirre ofreció al diputado Manuel Pizarro entrar en su nuevo gobierno como consejero de Hacienda.

   Rajoy afirmó que verá el partido entre España y Rusia en su casa, con su familia, y se mostró convencido de la victoria de la selección española. "Hay que ser positivo pero además es que estoy convencido. Soy positivo y estoy convencido. Tres a cero", concluyó.


- Las razones de Aguirre, en vídeo:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios