red.diariocritico.com
Fernando Jáuregui
Fernando Jáuregui

Standard&Fool's y otros locos

jueves 08 de diciembre de 2011, 17:31h
Entonces llegó un señor anónimo, hablando en nombre del Gobierno alemán, y dijo que Merkel no veía demasiado claras las perspectivas de acuerdo en la 'cumbre' de este fin de semana. Inmediatamente, las bolsas se pegaron un eurobatacazo, la prima de riesgo subió como una flecha y todos comenzamos, de nuevo, la peregrinación de las angustias. Luego, todos, los reunidos en el cónclave conservador de Marsella y los que no estaban allí, pusieron el énfasis en asegurar que no, que todo irá bien en el Consejo Europeo que se presenta como casi el más decisivo en la Historia de la UE, antes CEE. Las cosas se normalizaron momentáneamente. Hasta la próxima vez que alguien ose toser a destiempo y se enfaden Sus Excelencias los Analistas, que ahora vivimos en una dictadura de los mercados.

Sí, porque, entretanto, nos llegaba la advertencia de Standard&Poor's, prometiendo el Apocalipsis si no hay euroacuerdo hecho a la medida de sus deseos. De locos: ¿quiénes son ellos que tanta irresponsabilidad se permiten?. Será por eso que algunos hablan de 'Standard&Fool's', los nuevos matones que intervienen en nombre de eso que llaman mercados para hundir economías y hacer caer gobiernos al margen de las urnas. Lo que se deben reír esos 'expertos' con el juego que se traen entre manos: "pórtese usted bien, no vaya a bajarle la calificación".

Causa cierta conmiseración ver a los líderes europeos, tan aparentemente poderosos, mirar con aprensión hacia el horizonte por donde, cada día con mayor frecuencia, aparecen las consideraciones con las que tienen a bien amenazarnos las agencias de 'rating'. Antes era indiscutible lo que decían los cabezas de huevo del Fondo Monetario Internacional; hasta que descubrimos que erraban en dos de cada tres valoraciones. Ahora, el reinado es de la mentada Standard, de Moody's, de Fitch. No se conforman, claro, con asustar a Madrid, al País Vasco o a Navarra, comunidades a las que ahora advierten con bajar un escalón en los índices de apreciación si no se andan con cuidado: han llegado a amenazar a toda Europa, incluyendo a los 'motores' Alemania y Francia. Hasta Sarkozy parecía este jueves, en Marsella, impresionado: "si las cosas no salen bien este viernes, no habrá una segunda oportunidad para Europa", decía, mientras otros hablaban del riesgo del 'estallido' del euro. Congoja general.

A esta Europa amedrentada es a la que llega, por última vez en su cargo oficial, Zapatero. O Zapajoy. O Rajatero, que, por esta única y memorable vez, tanto monta: los dos líderes llevan una sola voz, un solo cerebro, una sola ambición. Hablará Zapatero con la voz de Rajoy. Ya era hora, y puede que sea tarde. Porque jamás se ha visto, desde que cayó el muro de Berlín en 1989, tal euroconfusión. Pero entonces, Europa estaba regida por estadistas de enorme talla. Hoy, eso no ocurre, y los burócratas como Van Rompuy, a los que Alemania y Francia han encumbrado para que digan 'sí a todo', ofrecen una lamentable imagen de debilidad, precisamente frente a las chulescas amenazas de las agencias de 'rating'.

Y es que no puede ser que, por ejemplo, los impagos de un país pequeño de la UE, como Grecia, hagan temblar a todo el edificio de la Unión. Parece obvio que el Tratado de Lisboa no sirve, como no sirven para el mundo los esquemas de Breton Woods. Todavía no se han dado cuenta de que hay que refundar la UE y de que, más allá, es preciso cambiar las bases de la economía mundial. Hoy, los 'fools' que se enriquecen con la miseria de las naciones son los que mandan en este eurocaos. ¿Se atreverán a decir esto Merkozy o Zapajoy?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios