red.diariocritico.com

Villarreal-Valencia (1-1): El submarino amarillo encalla frente su 'eterno' rival

Supermessi, autor de tres goles, conduce al Superbarça a una paliza histórica ante el Almería (0-8)

El FC Barcelona ha alargado su excelente momento de forma después de golear (0-8) este sábado a un débil Almería en un partido que se decidió en apenas media hora, y que ha supuesto un alarde de fútbol y recursos en el bando blaugrana, que se encargó de sentenciar al técnico Juanma Lillo tras apenas doce jornadas de campeonato. Antes, Villarreal y Valencia igualaron en El Madrigal (1-1).

La diferencia entre los dos equipos, que afrontaban el choque en una situación completamente distinta, se vio reflejada muy pronto en el marcador, y aún antes en el terreno de juego. El Barça salió como un ciclón y en apenas cinco minutos había disfrutado de varias ocasiones claras de gol.

   Y lo que estaba claro iba a ser cuestión de tiempo no tardó en llegar. Messi en el minuto 16 marcó el primero de sus tres goles (y ya lleva nueve partidos seguidos anotando) para inaugurar una noche mágica. De ese momento al minuto 36 al Barça le dio tiempo a que Messi marcara su gol 100 en liga, a que Acasiete metiera gol en su propia portería y a que Iniesta y Pedro aumentaran sus estadísticas con un tanto cada uno.

   La segunda parte no iba a tener ninguna historia, tan sólo ver cuantos goles era capaz de marcar el equipo entrenado por Pep Guardiola, que retiró en el descanso a Xavi y a Iniesta por precaución. Lillo, por su parte, no encontraba soluciones en el que puede haber sido su último partido al frente del Almeria, tal y como dejó entrever el presidente del club andaluz al término del encuentro.

   Bojan por partida doble completó un resultado escandaloso que permite al Barça seguir invicto como visitante al haber ganado en sus seis salidas y mete presión al Real Madrid si quiere seguir siendo lider antes del clásico de la semana que viene. Por su parte, el Almeria acumula siete partidos sin ganar.

EMPATE ENTRE LOS ASPIRANTES.

   En el derbi levantino, Villarreal y Valencia empataron (1-1) en un tenso y disputado partido, lo que aleja a los dos equipos del objetivo de ser la alternativa a Real Madrid y FC Barcelona y dejar un año más el título de Liga en manos de los dos grandes.

   Unai Emery sorprendió a todos al alinear en el Madrigal cinco defensas y jugar descaradamente a la contra. Y el plan le salió bien, al menos durante 73 minutos, que es el tiempo que el 'submarino amarillo' tardó en empatar el encuentro.

   Antes, en un contraataque perfectamente ejecutado por los valencianos, Aduriz adelantaba a los suyos en el minuto 20 al rematar un pase de Joaquín. A los de Garrido se les atragantaba la defensa planteada por Emery, y aunque tenían casi siempre el balón, no creaban mucho peligro.

   Tras el descanso, los castellonenses salieron dispuestos a conseguir la sexta victoria consecutiva en su estadio y empezaron a enlazar ocasiones de gol. La intensidad del partido se empezó a ver reflejada en las numerosas faltas y tarjetas que tuvo que mostrar el árbitro, incluída una expulsión a Stankevicius. Al final, gol de Rossi y reparto de puntos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios