red.diariocritico.com

Según denuncia el secretario general de Confebask, su agrupación profesional

ETA sigue pidiendo el impuesto revolucionario a empresarios vascos

>> Cinco contenedores y un coche, calcinados este sábado en Ondárroa

El secretario general de Confebask, José Guillermo Zubia, ha asegurado que ETA mantiene la extorsión sobre los empresarios vascos con nuevas cartas exigiendo el conocido como 'impuesto revolucionario', por lo que supone "un sarcasmo" hablar de que la banda "ha suspendido sus actividades".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Zubia ha
confirmado que los empresarios vascos han recibido cartas de extorsión de ETA en fechas recientes.A juicio del responsable de la patronal vasca, es "evidente" que todo el conjunto de la sociedad debería sentirse también "amenazada" desde el momento en que "una persona esté amenazada o esté coaccionada".

"Estar hablando en términos de suspensión de actividades, etcétera, con este proceso de  extorsión. Me parece simplemente un sarcasmo, y me parece que es absolutamente incompatible", ha insistido.

El secretario general de Confebask ha subrayado que si hay una persona amenazada "está amenazada el conjunto de la sociedad" y ha reclamado que se sea "extremadamente sensible" con la vulneración de los derechos de la persona que eso supone.

Cinco contenedores calcinados

Por otra parte, un incendio, cuyo origen se desconoce por el momento, ha calcinado esta madrugada cinco contenedores de residuos y ha dañado un automóvil en la localidad vizcaína de Ondarroa, ha informado el departamento de vasco de Interior.

El fuego se ha iniciado unos 15 minutos después de la medianoche en la calle Artabide y ha ennegrecido también la fachada de un inmueble. La Ertzaintza no ha localizado aún el elemento que ha iniciado el fuego, por lo que sigue investigando para determinar si se trata de un fuego fortuito, una gamberrada o un acto de violencia callejera.

Ondarroa es una localidad costera, en el límite de Vizcaya con Guipúzcoa, de cerca de 9.000 habitantes y desde las elecciones municipales del 2007 ha estado gobernada por una gestora, con mayoría del PNV. Los concejales electos de este partido y otras formaciones nacionalistas no recogieran sus actas por las presiones de la izquierda abertzale, que fue ilegalizada y no pudo concurrir a los comicios y que reclama la alcaldía en base a los  votos nulos contabilizados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios