red.diariocritico.com

Moncloa está que 'arde' tras las filtraciones sobre la crisis de Gobierno

Las quinielas a veces fallan... ¿Chaves sí, Salgado no?

> Nadie entiende por qué se cuenta todo esto el día en el que Zapatero conocía a Obama
> Les contamos todos los secretos sobre estos rumores y que no encontrarán en la prensa

· Reacciones: Un gobierno duro del PSOE releva a uno quemado | DCI:
Veinticuatro horas después de que estalla la noticia sobre la crisis de Gobierno, justamente mientras Zapatero se abrazaba con Obama, todo está en el aire: el malestar en Moncloa es máximo, las ‘fotos’ de Zapatero en Turquía se han difuminado, la rumorología se ha desatado hasta extremos escandalosos y ya hasta se pone en duda de que Elena Salgado sea nombrada vicepresidenta del Gobierno. El único nuevo cargo que se da por ‘seguro’ es el de Manuel Chaves, dado que el presidente andaluz ni siquiera ha salido a la luz pública para desmentir las especulaciones sobre su próximo nombramiento.
A lo largo de este lunes lo que ha ido aumentado ha sido el malestar en Moncloa por una filtración de origen indeterminado sobre los inminentes cambios ministeriales. Ése es el tema: ¿por qué comienza a publicarse en los medios el rumor de que llega ya una crisis profunda de Gobierno, con más de dos cambios de cartera, en un día tan especial? El domingo Zapatero conocía a Barack Obama y todos los flashes, titulares y atenciones era para el encuentro con el presidente norteamericano, pero por alguna razón se precipitaron los acontecimientos.

     Este domingo se daba como seguro que Rodríguez Zapatero iba a cesar a Pedro Solbes y nombrar en su lugar a la actual ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado. Era la noticia más esperada de los últimos meses y las filtraciones "interesadas" de la inminente crisis ministerial daban como seguro ese nombre como sustituto de Solbes. Junto a Salgado, se insistía en que también sería nombrado vicepresidente ‘político’ al actual presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, mientras que la vicepresidencia primera la seguiría ocupando María Teresa Fernández de la Vega.

    La filtración original, al parecer, llegaba desde la ‘vieja guardia’ socialista, pero con una extraña intención que pasaría por querer “suplantar espacios que no le corresponden”, según nos cuentan en fuentes socialistas. Se chafaba así el factor sorpresa que tanto le gusta a Zapatero, pero se insistía con demasiado énfasis en el nuevo papel que le iba a corresponder a Elena Salgado.

     No obstante, a lo largo de este lunes los rumores subían y bajaban en intensidad según con quien se hablase. Por la mañana, Salgado llegaba al Ministerio de Administraciones Públicas y desorientaba a sus propios altos cargos asegurando que no había nada de nada. Discreción de la ministra, sin duda, pero otras fuentes socialistas decían a Diariocrítico que a fecha de este mismo lunes aún había dudas sobre el nuevo papel de Salgado: parece que Zapatero ha barajado la posibilidad de dividir el actual Ministerio de Economía y Hacienda, dejando la labor de Hacienda a Salgado, pero no el Ministerio completo y mucho menos con Vicepresidencia incluida.

    El malestar que se produjo con la ‘filtración’ tuvo su segundo reflejo en la Comisión Permanente del PSOE, que se reunía este lunes en Madrid. Se había convocado una rueda de prensa para las 13.00 horas por la secretaria de Organización, Leire Pajín, pero a media mañana quedaba desconvocada la misma por “cuestiones de agenda”.

    Era evidente que Pajín no quería exponerse al ‘bombardeo’ sobre la crisis ministerial, y mucho menos contestar a las preguntas sobre si Manuel Chaves dejaba la Presidencia de la Junta de Andalucía –y si era sustituido por José Antonio Griñán- y si el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, iba a relevar a Magdalena Álvarez al frente de Fomento. Y, si era así, si Blanco iba a dejar finalmente la Vicesecretaría General.

    Pero más curioso ha sido el silencio del presidente de Andalucía, Manuel Chaves, único cargo electo de todos los ‘ministrables’ que se han dado en las quinielas y que, en razón a ese cargo, debería haber confirmado o desmentido la noticia. El hecho de que Chaves se haya enrocado en su silencio es interpretado como que, efectivamente, va a haber crisis y el suyo es el único nombramiento ‘seguro’ como vicepresidente político para cerrar, sobre todo, el tema autonómico. Sobre lo demás existirían serías dudas.

    La cerrazón informativa tanto de Chaves con de ejecutivos federales de Ferraz parece que tiene su razón de ser: el enorme malestar que la filtración ha producido en Moncloa, en general, y muy en especial en Rodríguez Zapatero, a quien le han chafado, literalmente, su gran foto con Barack Husein Obama. Es cierto que el presidente dio la cara amable en la rueda de prensa tras al cumbre de la OTAN y no se mostró afectado, pero se especula con que no era el momento elegido para llevar a cabo estas modificaciones en el Ejecutivo.

    Otras fuentes apuntan a que sí, que su idea era anunciar la remodelación este martes o el miércoles, víspera de Semana Santa, y que los nuevos ministros jurarían el cargo el lunes próximo, tras las vacaciones. Así las cosas, lo que se habría adelantado es un día.

    Zapatero presidiría así el martes, 14 de abril, -fecha simbólica, por otra parte-  la reunión extraordinaria que ha convocado con su grupo parlamentario, con la baza de un equipo renovado. El guión se cumplirá, pero no del modo que le hubiera gustado al presidente.


- Todo lo que les contamos sobre los cambios y que no encontrarán en la prensa:

- Más información:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios