red.diariocritico.com

El Gobierno 'traga' con policías, pero no con guardias civiles

La delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, ha aprobado por fin la manifestación convocada conjuntamente por todos los sindicatos policiales para el sábado 18 de octubre en Madrid, ya que, según oficio de fecha 9 de octubre, “la referida convocatoria no está incursa en el supuesto de prohibición previsto en la normativa reguladora del derecho de reunión”. Pero hay ‘truco’: avisa de que no vayan guardias civiles, porque se podría poner en marcha la máquina de abrir expedientes. Los sindicatos ya han respondido: es la guerra.
         Los sindicatos policiales habían comunicado la convocatoria de manifestación a la Delegación del Gobierno de Madrid el pasado 7 de octubre. Mestre ha aprobado un recorrido, según el cual la concentración inicial se llevará a cabo en la calzada de la calle Miguel Ángel -donde está la Dirección General-, sin que la cola de la misma invada la Glorieta de Rubén Darío. La marcha deberá discurrir por la calzada de la calle Miguel Ángel, Paseo del General Martínez Campos y lateral del Paseo de la Castellana, en sentido marcha de vehículos Plaza de Castilla-Colón. La concentración final se llevará a cabo en la zona peatonal de la Plaza de Colón (Jardines del Descubrimiento).

         Hasta ahí, todo bien. Pero… al Ministerio del Interior no le ha gustado nada que las asociaciones de guardias civiles se hayan sumado al evento y así lo ha hecho saber de forma explícita.

         Así se establece en un segundo escrito remitido a los convocantes y firmado por la propia Soledad Mestre en el que la delegada del Gobierno avisa que: “Sin perjuicio de que la referida convocatoria no está incursa en el supuesto de prohibición previsto en la normativa reguladora del derecho de reunión, lo cierto es que la Ley Orgánica 11/2007, de 23 de octubre, reguladora de los Derechos y Deberes de la Guardia Civil, en consonancia con la Constitución Española, prohíbe a los guardias civiles, la organización de manifestaciones o reuniones de carácter político o sindical y, a sus asociaciones profesionales, la realización de actividades políticas o sindicales (artículos 8.1 y 9.5, respectivamente)”.

         Añade el escrito de Mestre que “en el mismo sentido, la Ley Orgánica 12/2007, de 23 de octubre, de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, tipifica entre las infracciones muy graves la promoción o pertenencia a partidos políticos o sindicatos, así como el desarrollo de actividades políticas o sindicales (articulo 7.3)”.

         Advierte aún más la delegada del Gobierno en Madrid: “Teniendo en cuenta el objeto de la manifestación, resulta evidente que, tanto la convocatoria realizada por las asociaciones profesionales de la Guardia Civil, como la eventual participación en la misma de los guardias civiles puede vulnerar los preceptos citados. Lo que se traslada a los convocantes por si consideran oportuno modificar la convocatoria” (sic).

         Y, por último, la amenaza velada: “Asimismo, se comunica que, con esta misma fecha, se remite una copia de este escrito a la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, a los efectos oportunos” (sic), los cuales “efectos”, claro, no especifica.

         Este escrito se ha interpretado por los sindicatos policiales convocantes y por las asociaciones de guardias civiles que se han adherido a la manifestación como una clara amenaza a la presencia de miembros de la Benemérita en la misma. Pero, según ha sabido este diario e-Xclusivo, la amenaza no va a surtir efecto: los guardias civiles estarán presentes en esa jornada de lucha en Madrid. ¿Qué ocurrirá? ¿Actuarán los antidisturbios? ¿Se grabará a los guardias civiles para poner en marcha la máquina de abrir expedientes?




Respuesta policial: “Compromiso de lealtad”

         Los dos oficios de la delegada del Gobierno en Madrid ya han tenido respuesta este mismo viernes: el Comité de Conflictos creado por los sindicatos policiales convocantes -SUP, CEP, UFP, SPP- han emitido una nota bajo el título de “Compromiso de lealtad” que no tiene desperdicio.

         Dicen los policías que “en vista de comportamiento del Ministerio del Interior declaramos: Adquirimos el compromiso de defender, apoyar y actuar siempre que sea necesario, en apoyo de los compañeros de las asociaciones de la Guardia Civil que asistan a la manifestación del día 18, si por tal circunstancia son objeto de expedientes disciplinarios o cualquier otra actuación contra sus intereses y derechos”.

         Añaden igualmente que “en el supuesto de que se produzca la apertura de expedientes disciplinarios contra cualquier compañero miembro de una asociación de la Guardia Civil, recibirán de los sindicatos firmantes todo el apoyo sindical, jurídico, económico y de cualquier otra índole, y mientras dichos expedientes permanezcan abiertos, no se producirá ningún proceso de negociación con el Ministerio del Interior y se mantendrá el conflicto colectivo”.

         Lo que empezó siendo una normal convocatoria de protesta a favor de unos derechos y mejoras, tras lo que los sindicatos entienden como ‘declaración de guerra’ del ministro Pérez Rubalcaba, pueden convertirse en algo más. La tensión va in crescendo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios