red.diariocritico.com

El cerco al doping se estrecha

Peligran algunas medallas olímpicas con los nuevos análisis 'anti EPO'

Hay más CERA que la que arde. Porque esta CERA son las siglas en  inglés de 'Continous Erythropoietin Receptor Activator', o sea el dopaje por EPO de tercera generación indetectable hasta hace un mes. Pero, tras haber descubierto dos nuevos casos en el Tour, los de Schumacher -en la foto- y Piepoli-, ahora el Comité Olímpico Internacional  va a reanalizar con este nuevo método las 4.500  muestras tomadas a los atletas en Pekín. Puede haber sorpresas y pueden caer algunas medallas. Al tiempo.
El combae contra los tramposos se acelera y empieza a acercarse casi a la perfección. Por ello, este miércoles, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha anunciado que volverá a analizar todas las 4.500 muestras tomadas durante los Juegos de Pekín 2008. Todas ellas serán enviadas al laboratorio antidopaje de Lausana (Suiza) para revisarlas en busca de CERA, la EPO de última generación.

Emmanuelle Moreau, portavoz del organismo, adelanta que "todas las muestras están actualmente siendo remitidas al laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en Lausana, donde las muestras olímpicas se almacenan habitualmente tras los Juegos".

Los detalles del procedimiento, entre ellos cuándo se harán los nuevos análisis, "se están discutiendo ahora en el seno de la AMA", añadió Moreau, que mencionó que se buscarán nuevas "sustancias, incluyendo CERA".

La decisión del CIO se produce dos días después de que la Agencia Francesa Antidopaje desvelara los positivos por este dopante del ciclista italiano Leonardo Piepoli y del alemán Stefan Schumacher en el pasado Tour de Francia, detectados gracias a un nuevo método aplicado por el laboratorio francés de Chatenay-Malabry y el de Lausana.

Piepoli era compañero de habitación de Ricardo Riccò, segundo en el pasado Giro de Italia, que fue detenido el 17 de julio en pleno Tour de Francia, por el resultado positivo -también por CERA- en los controles urinarios de la ronda gala, de la que finalmente se retiró su equipo, el Saunier Duval.

Los análisis de orina efectuados también a Piepoli no demostraron nada entonces, pero un método más complejo que combina el control de la orina y la sangre, puesto en marcha por el laboratorio francés en colaboración con el de Lausana, confirmó el positivo del italiano en un control hecho el pasado 4 de julio y en otro el día 15, dos jornadas antes de su triunfo en la cima de Hautacam.

Cinco ciclistas, cinco


Durante el pasado Tour de Francia, antes de conocerse los positivos de Riccò, Schumacher y Piepoli, también se detectó la presencia de esta sustancia en los organismos de los cilcistas españoles Manuel Beltrán y Moisés Dueñas.

El CIO programó 4.500 controles para los Juegos de Pekín, donde hubo seis positivos frente a los 26 registrados cuatro años antes en los Juegos de Atenas, aunque posteriormente se conocieron otros.

La CERA es el nombre con el que se conoce a la EPO de tercera generación, una sustancia con los mismos efectos que la EPO pero que precisa de menos inyecciones , lo que dificulta su identificación en los controles antidopaje, y sus efectos son más duraderos.

CERA son las siglas en inglés del 'Continous Erythropoietin Receptor Activator', un producto utilizado desde el año 2000 para tratar a enfermos renales que no se encuentra en farmacias y en el mercado negro puede llegar a costar mil euros la dosis.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios