red.diariocritico.com

Ya es el nuevo líder de la Vuelta

Golpe de autoridad de Contador en L`Angliru

El ciclista español Alberto Contador (Astana) se vistió con el maillot oro de la Vuelta a España gracias a su triunfo en la decimotercera etapa, una jornada de 209,5 kilómetros entre San Vicente de la Barquera y el alto de El Angliru en la que estuvo escoltado por Alejandro Valverde (Caisse d'Epargne) y su compañero Joaquim Rodríguez, tercero.
   En el retorno de la ronda española seis años después, el madrileño inscribió su nombre en el selecto club de ganadores en el alto asturiano, junto al 'Chava' Jiménez, Gilberto Simoni y Roberto Heras, y aventajó en 42 segundos a Valverde, en 1:05 a su compañero Levi Leipheimer (Astana) y en 1:32 a Carlos Sastre (CSC).

   Contador avisó en la 'autopista' de Pla de Beret, "con tan poca pendiente es imposible hacer diferencias". En el Angliru, cuando tuvo los desniveles necesarios, demostró que no era una rabieta. "No lo podía desaprovechar", dijo, y dio un paso más para acercarse al sueño de acumular las tres grandes vueltas en su palmarés. Y con 25 años.

   El ganador del Tour 2007 aventaja en la general en 1:07 a su compañero Leipheimer, segundo, en 3:01 Sastre, tercero, y en 4:40 a Valverde, que es quinto. Cuarto es Ezequiel Mosquera (Xacobeo Galicia), a 4:19 del ganador en El Angliru.



La lluvia dio tregua


   Con los ánimos renovados tras la jornada de descanso y con el cielo cubierto de nubes, pero sin la lluvia que soportaron el jueves en Suances, partieron los ciclistas de San Vicente de la Barquera comandados por el Euskaltel Euskadi, que tomó el peso de la carrera en el inicio, mostrando los galones de equipo del líder.

   La formación 'naranja' impidió que fructificasen los intentos de Stefan Schumacher (Gerolsteiner) y de Xavier Florencio (Boygues Telecom) hasta que jugó su opción el francés Cristophe Kern (Credit Agricole), que a más de una hora del liderato Egoi Martínez recibió el beneplácito del equipo vasco cuando se habían cubierto los primeros 40 kilómetros de la jornada.

   Kern, que ya estuvo en la escapada de la que salió David Moncoutié para ganar en Plá de Beret, pasó el primero por el puerto de Ortigueiro, de tercera categoría, pero, consciente de lo utópico de su aventura en solitario, esperó a los dos hombres que le perseguían, el eslovaco Matej Jurco (Milram) y el holandés Maarten Tjallingii, (Silence Lotto), para formar, en el kilómetro 56, el trío que protagonizó la escapada de la jornada.

   Con el combativo Jurco, el mejor por partida doble de su país, tanto en la prueba de ruta como en contrarreloj, y con la ilusión de un veterano como Tjallingii, que a sus 30 años disputa en la Vuelta su primera grande en la temporada de su estreno con la escuadra belga, los tres fugados celebraron los únicos rayos de sol de la jornada con la máxima ventaja de la que dispusieron, once minutos cuando se aproximaban al primer puerto de primera de la jornada, el alto de Arnicio.

   La primera ascensión dura del día, 12 kilómetros con un desnivel medio de más del seis por ciento, fue el momento elegido por los ciclistas del Astana para dejarse ver por la cabeza del pelotón, en lo que fue el comienzo del fin del sueño de los tres corredores de la escapada.

   El conjunto de Bruyneel recortó hasta los ocho minutos la ventaja de los fugados en el paso por el Arnicio y siguió con el constante ritmo en los cinco kilómetros de la Colladona, el segundo puerto de primera del día, para recortar aún más la ventaja de los tres escapados hasta los cinco minutos en el paso por la cima.

Sastre cede

   Carlos Sastre fue el primero en ceder y dejó en cabeza a Contador, Leipheimer, Valverde y Joaquim Rodríguez, dos corredores del Astana y dos del Caisse d'Epargne. Lo intentó Valverde pasado el tramo de 'Les Cabanes', la primera rampa dura, para resarcirse de su mal día camino de Suances, pero no consiguió dejar a Contador aunque sí a Leipheimer para desbancar la balanza a favor de su equipo.

   Con la amenaza de Sastre acercándose a su ritmo y sin cebarse en los ataques, Contador pasó a la acción. El primer embiste del pinteño en el tramo de 'Llagos' lo aguantaron Joaquim Rodríguez y Valverde. pero el segundo ataque del ganador del Giro, en 'Les Picones', donde la carretera mira al cielo con una pendiente del veinte por ciento, fue definitivo.

   Desde ahí, Contador, bailando su bicicleta de lado a lado, superó 'Cobayos', 'La Cueña les Cabres', donde mantenerse sobre la bicicleta en las rampas del veinte tres por ciento es un mérito, 'El Aviru' y el tramo final de 'Les Piedrusines'. Se terminaron los escalones, Contador llegó al cielo y se vistió de oro. Valverde, segundo, dejaba atrás su mal día en Suances y se metía en la lucha por el podio.

   Mañana, más montaña. Desde Oviedo los 152 supervivientes tendrán que recorrer 158,4 kilómetros en los que volverán a encontrarse con la Colladona y superarán el alto de la Colladiella, antes de llegar a la estación de esquí de Fuentes de Invierno, en una etapa de la que Contador dijo, antes del inicio de la Vuelta, que esperaba más diferencias que en el Angliru.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios