red.diariocritico.com

La mujer del magistrado actualmente ocupa la jefatura de prensa del TSJM

Guevara acusa a Bermúdez de 'desleal' por la publicación del libro 'La soledad del juzgador'

El presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar, ha recibido este viernes una carta "personal y manuscrita" enviada por el juez Alfonso Guevara. Éste le comunica su malestar por lo que considera una "deslealtad" cometida por el presidente del tribunal del 11-M, Javier Gómez Bermúdez, en relación con la publicación del libro de la esposa del magistrado, Elisa Beni, 'La soledad del juzgador' editado por Planeta dentro de la colección Temas de Hoy.
Aún se desconocen las repercusiones de este envío aunque, en declaraciones a los medios de comunicación Guevara ha indicado que su intención al mandar esta misiva ha sido únicamente trasladar al presidente su estado de ánimo después de conocer el contenido del libro -que ya ha leído- sin que mediara en esta acción "ninguna intención de denuncia".

Esta concreción del magistrado parece descartar la posibilidad de que el contenido de la misiva desemboque en alguna consecuencia de tipo disciplinario para Gómez Bermúdez, que preside la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Guevara, presidente de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que compuso junto a Gómez Bermúdez y el juez Fernando García Nicolás el tribunal del 11-M, parece sentirse traicionado por el contenido del libro de cuya existencia no tuvo conocimiento "ni antes ni durante ni después" de su redacción por parte de Beni.

De hecho, el magistrado ha concretado que su compañero de tribunal ha acudido este viernes a su despacho con objeto de comentar con él el envío de la citada carta. En este sentido, ha especificado que ha sido ésta "la primera ocasión" en que ambos han hablado de forma directa sobre la publicación. También ha precisado que no le supone ningún problema que la esposa del presidente del tribunal del 11-M haya escrito este libro pero ha destacado que no deseaba que se le citara a él "y menos para dejarme mal".

Guevara ha señalado que no tiene intención de acudir a la presentación de 'La soledad del juzgador', que tendrá lugar el próximo lunes, y que así se lo ha trasladado a Gómez Bermúdez durante la conversación mantenida con él. Por su parte el tercer integrante del tribunal del 11-M, Fernando García Nicolás, no ha querido concretar si finalmente acudirá a este acto, al que también ha sido invitado, y ha anunciado que tomará una decisión al respecto el mismo lunes. El juez ha puesto de manifiesto que no ha leído aún la publicación, por lo que ha preferido no comentar las menciones que se realizan sobre él. A pesar de ello ha apuntado que la sentencia sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid aún no es firme, por lo que no parece correcto hablar sobre el proceso.

Chascarrillos de alcoba
El envío de la carta por parte del magistrado supone una demostración práctica del malestar comunicado a lo largo de esta semana por distintos magistrados, fiscales y otro personal de la Audiencia Nacional después de que el pasado fin de semana se publicaran en distintos medios fragmentos de la publicación. Muchos de los compañeros del juez consideran la publicación como el resultado de una recopilación de "chascarrillos de alcoba" y la califican como una "declaración de amor" a su esposo de la mujer de Gómez Bermúdez, que es periodista y actualmente ocupa la jefatura de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Entre las críticas vertidas predominan aquellas que señalan que el libro, publicado menos de un mes después de la lectura pública de la sentencia del 11-M, constituye "una frivolidad" para con las víctimas de los atentados y perjudica a la imagen que el presidente del tribunal ha venido ofreciendo hasta el momento. Destacan también las descalificaciones generalizadas hacia el "afán de lucro" o la obtención de ganancias económicas a raíz de la publicación de este relato sobre el desarrollo de la vista oral.

El momento de su publicación constituye otro de los motivos de censura para muchos de aquellos que trabajan como el juez en la Audiencia Nacional, que advierten que el libro no ofrece una buena imagen de estas dependencias judiciales y ahonda en una causa que aún no se encuentra cerrada, a la espera de la decisión que tome al respecto el Tribunal Supremo.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha rechazado pronunciarse sobre el malestar que ha provocado el libro porque hay "debates en los que en ningún caso" el Ejecutivo debe pronunciarse. Así se ha pronunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y tras ser preguntada por las reacciones de algunas víctimas de los atentados y de ciertos magistrados. Tras recordar que ella no comenta las "opiniones que expresan los miembros del poder judicial" ha asegurado que en el debate desatado por este libro el Gobierno "no va a entrar".

Queja formal
La Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que preside Pilar Manjón, estudia la posibilidad de plantear una queja formal ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por algunos de los contenidos publicados en el libro. Los integrantes de esta asociación de víctimas aún no han tomado una decisión definitiva al respecto pero barajan presentar esta queja o formalizar una demanda, aunque no descartan tampoco renunciar a la puesta en marcha de medidas formales.

Las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid se han sentido especialmente ofendidas por las referencias que figuran en el libro sobre la reunión celebrada por el presidente del tribunal del 11-M con un grupo de niños familiares de fallecidos o heridos. La mujer de Gómez Bermúdez, Elisa Beni, relata en la publicación una visita realizada por varias decenas de niños y adolescentes durante el transcurso de la vista oral a la Audiencia Nacional en la cual los menores entregaron al juez una caja con un cartel en el que se leía 'Secretos' y que incluía mensajes privados destinados al magistrado.

Beni indica que los niños "le habían regalado sus secretos y unos corazones rojos en los que sus nombres aparecían escritos en dorado" y a continuación revela una decenas de estos mensajes, que según defiende la asociación, eran privados. En la visita estuvieron presentes, además del juez, la fiscal Olga Sánchez, el abogado defensor de Rabei Osman El Sayed, alias 'Mohamed El Egipcio', Endika Zulueta, la responsable de prensa de la Audiencia Nacional, Mayte Cunchillos, policías y escoltas. Gómez Bermúdez comunicó -especifica Beni en su relato- a todas las partes que la actividad iba a tener lugar y les invitó a acudir.

Fuentes de la asociación han indicado que, al margen de la publicación del libro, su mayor preocupación actual es lograr que las víctimas de los atentados a las que representan "entiendan" los motivos por los que han recibido como indemnización las cantidades económicas contempladas por la sentencia. Han explicado que las indemnizaciones destinadas a los heridos más graves son en muchas de las ocasiones menores que las concedidas a otras víctimas que recibieron daños de igual importancia en atentados cometidos por miembros de la banda terrorista ETA.

De hecho, la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo tiene previsto celebrar este sábado una reunión en la que intentaran aclarar a los afectados determinadas partes de la sentencia. 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios