red.diariocritico.com

Ahora Venezuela juega al 'Gran Hermano'

Chávez espía a Zapatero

Chávez espía a Zapatero

Nadie escapa al ojo que todo lo ve de Hugo Chávez, mandatario venezolano. Ni siquiera el mismísimo José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno español. Según desvela este lunes el diario El País, el presidente español fue objeto de un intento de espionaje que sus servicios de seguridad lograron abortar a tiempo.

 

Todas las sospechas recaen sobre los servicios de espionaje de Hugo Chávez ya que conocían los detalles, horarios y escenarios de la visita de la delegación española. El responsable de la seguridad venezolana, asignado a la comitiva española, negó cualquier relación con los hechos.
 
Según publicó el diario El País, el descubrimiento se realizó a primera hora de la mañana del 30 de marzo de 2005, cuando el equipo de seguridad del palacio de la Moncloa, que acompaña al presidente Rodríguez Zapatero en todos sus viajes al exterior, revisó el salón del hotel Meliá Caracas, donde la delegación española había concertado un encuentro con los responsables de los principales partidos de la oposición a Hugo Chávez.
 
El rastreo visual y con aparatos electrónicos se hizo con suficiente tiempo y minuciosidad, porque la delegación española se alojaba en este hotel desde su llegada al país.
 
En el salón de las reuniones, situado en la primera planta del hotel, había una mesa en forma de U y estaba cubierta con un largo mantel que colgaba por delante y por detrás hasta el suelo.
 
Todo parecía en orden hasta que los agentes españoles miraron bajo la mesa y descubrieron un micrófono oculto, colocado estratégicamente y dispuesto para recoger desde el exterior el contenido del encuentro que minutos después iban a mantener el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con nueve de los dirigentes opositores al régimen de Hugo Chávez.
 
Los miembros de la oposición venezolana coincidieron en criticar "el asalto" a las instituciones por parte de Chávez, el excesivo control del Estado sobre la sociedad civil, las amenazas a la libertad de expresión y pidieron apoyo para lograr una amnistía previa a las elecciones presidenciales de 2006. La reunión duró más de una hora y Zapatero se comprometió a tender puentes entre oposición y Gobierno. El presidente ofreció la sede de la Embajada española en Caracas como la "casa de la democracia".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios