red.diariocritico.com

Relevo en el Ministerio de Cultura

Molina, ¿con reproche a Calvo?: asegura que trabajará 'escuchando a todos'

Molina, ¿con reproche a Calvo?: asegura que trabajará "escuchando a todos"

César Antonio Molina, que tuvo un recuerdo para su padre y su abuelo, ambos republicanos, declaró su "aprecio" por la ministra saliente, Carmen Calvo, aunque dijo que trabajará "denodadamente con ilusión e imaginación y escuchando a todos", quizás no recordando la polémica creada con la llamada 'Ley del cine', que originó protestas y huelgas en el sector afectado.

César Antonio Molina tomó este lunes el relevo de Carmen Calvo al frente del Ministerio de Cultura en un acto al que han asistido la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; y la nueva ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado.

Molina, tuvo un recuerdo para su familia, de origen republicano, y mencionó a su abuelo y a su padre: "Allí donde estén pensarán que he cumplido con lo que ellos pensaron, no sólo por mi, sino por los ideales que hoy aquí yo tengo. Muchas de las cosas que he hecho en mi vida las he hecho por ellos, para que no vieran que su tiempo, que los había marginado y arrinconado, era baldío", dijo.

   El nuevo ministro confesó la emoción que sentía en del acto y el "honor" de representar al actual Gobierno de España y tuvo unas palabras para la ministra saliente, Carmen Calvo, a quien manifestó su "aprecio" y recordó su estrecha colaboración. "Ella se ha vuelto a inventar un Ministerio que durante ocho años no existía, y había que volver a recuperar esa idea de la cultura que creó el Gobierno socialista anterior y que había desaparecido del mapa. Ha sido una labor de reconstrucción, de entablar de nuevo la relación entre todos los creadores, artistas e intelectuales, una de las grandes cosas hechas en los últimos años", dijo.

Escritor ante todo

   César Antonio Molina recordó que se considera ante todo "un escritor", una persona del mundo de la cultura que he pasado por todos los lugares y etapas. Asimismo señaló que donde ha estado ha "oído, escuchado y abierto las puertas a todo el mundo, compartiendo deseos e inquietudes". Esto mismo es lo que pretende hacer en su nuevo cargo: "trabajar denodadamente con imaginación y entusiasmo y escuchando a todo el mundo", afirmó.

   Molina resaltó que "nuestra cultura es universal, no de provincias" y que representa al menos a 500 millones de personas en todo el mundo. "Nuestra lengua común tiene tras de sí a grandes escritores y artistas y debemos colocarnos en el lugar en el que nos corresponde en el mundo y ser el motor de quienes hablan y se expresan en nuestra lengua". "El castellano es la cuarta lengua en número de hablantes y la segunda en la comunicación universal y la cultura va detrás y es un pilar fundamental", apuntó.

Un poco de tiempo

   En este acto Molina estuvo arropado por los actuales máximos responsables del Ministerio así como por numerosas personalidades del mundo de la cultura como los directores del Museo del Prado y del Reina Sofía (Miguel Zugaza y Ana Martínez de Aguilar), el director de la Real Academia Española (Víctor García de la Concha), el presente de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (José García Velasco) y el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores (Antonio María Ávila), entre otros.

   El nuevo ministro pidió "un poco de tiempo" a los periodistas que reclamaban alguna declaración de intenciones: "Llevo tres años viajando por el mundo y ahora hay que estudiar los temas, aunque conozca los más urgentes. Con dos minutos de ministro no da para más", dijo sonriendo.

   Respecto a su paso por el Instituto Cervantes, Molina señaló que ha sido "una experiencia extraordinaria, una plataforma para ver el mundo y para ver cómo nos ven fuera y lo que significamos" y confesó que se va "con alegría por estar aquí y con tristeza por dejar el Cervantes igual que cuando abandoné el Círculo de Bellas Artes".

   En cualquier caso, el ministro de Cultura no dejará de lado algunos compromisos inmediatos que había adquirido en su anterior etapa, como la inauguración a mediados de este mes de julio de los siete nuevos centros de Brasil y la reunión en Córdoba con los directores del Cervantes de todo el mundo a la que también acudirá Miguel Ángel Moratinos.

   A este respecto, César Antonio Molina valoró positivamente acudir a Brasil también como ministro de Cultura y con el Príncipe "que es un embajador extraordinario", aseguró. "Demostraremos en Brasil que somos hermanos y les ayudaremos a hablar el español. Además se inaugurará la Biblioteca Ángel Crespo que fue uno de mis maestros junto con Valente y Gamoneda", recordó.

Aunar intereses

   Preguntado por llevar a buen puerto la Ley del cine, que comenzará su tramitación parlamentaria en septiembre, Molina dijo que en la cultura, que calificó de "intergenérica", "todo importa". "El cine los hacen muchas personas y hay que contar con todas porque tienen sus justos intereses que es preciso aunar de la mejor manera posible".

   En resumen, el nuevo ministro dijo que, a partir de ahora, "se trata de diseñar en estos ocho meses el Ministerio de Cultura del siglo XXI". "En el mundo somos lo que somos gracias a Goya, Velázquez, Almodóvar, Ayala, Octavio Paz o Borges y esa es nuestra armada, la cultural, la de paz y entendimiento. Debemos olvidar que estamos en una circunscripción de Diputación. Somos un Ministerio que representa a unas culturas donde hay Oscar, campeones de Fórmula 1, arquitectos, pintores... y este es el gran aval que debemos saber explotar", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios