red.diariocritico.com

¿Remata el presidente a Rajoy tras las 'victoria' que le dan los medios?

Recado de Zapatero al PP por el tema de ETA: 'Espero no vuelva a pasar jamás'

Recado de Zapatero al PP por el tema de ETA: "Espero no vuelva a pasar jamás"

· Zaplana: "El Gobierno ha fallado, ha mentido y, además, no ha sabido rectificar"

Valoración más que positiva del resultado del debate de política general la que ha hecho Rodríguez Zapatero al término del mismo. Sólo una cuestión de alcance ha empañado el mismo, según la versión presidencial: la posición del PP para que se publiquen las actas de las reuniones con ETA. Y ahí Zapatero ha vuelto a ser contundente: “Esto nunca había pasado con ningún Gobierno y espero que no vuelva a pasar jamás”, porque, en definitiva, “luchar por el fin del terrorismo no es un proyecto de un Gobierno o de otro, es un proyecto de la democracia”.
   En una improvisada rueda de prensa convocada a toda marcha tras finalizar las votaciones de las propuestas de resolución del debate sobre política general el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo un último llamamiento “a la responsabilidad” al Partido Popular para que vuelva a sumarse al “consenso de la transición democrática” que fue la lucha de todos contra ETA. Frente a la petición del PP de que publique las actas de las reuniones del Gobierno con los terroristas Zapatero respondió con sólo tres palabras: “Unidad, unidad y unidad”.

    Previamente a esta intervención presidencial en una sala del Congreso, los tres máximos dirigentes del PP, Mariano Rajoy, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, habían abandonado precipitadamente el Palacio de la Carrera de San Jerónimo sin detenerse siquiera a comentar el resultado final del debate con los periodistas agolpados en los pasillos. Aunque posteriormente el tercero de ellos regresó para conceder unos minutos -y muy jugosos, todo hay que decirlo- a los medios de comunicación.

   Moncloa había decidido que Zapatero hiciera una breve intervención de cierre que, sin duda, es la que va a primar en buena medida en los titulares del día siguiente. Fue en esa breve intervención -en la que el presidente admitió algunas preguntas-, cuando Rodríguez Zapatero formuló su llamada “una vez más” al PP para exigir “seriedad y responsabilidad a los que siguen basando su oposición sólo en la lucha contra el terrorismo… seriedad y responsabilidad… Esto nunca había pasado y espero que no vuelva a pasar jamás”. En ese punto fue donde afirmó que “luchar por el fin del terrorismo no es un proyecto de un Gobierno o de otro, es un proyecto de la democracia” y que por eso todos los partidos han apoyado al Gobierno, fuera del color que fuera.

    El presidente reflexionó sobre ese punto y llegó a afirmar que “la norma ha sido ayudar al Gobierno. Eso es un consenso de la transición democrática”. Volvió a recordar que él mismo, cuando accedió a la Secretaría General del PSOE, llamó al entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, para ofrecerle su apoyo incondicional frente a ETA “y yo no sabía las circunstancias que iban a venir luego”. Pero lo hizo, según su explicación, porque “eso sí que es el pacto de la transición, el consenso de la transición democrática”, ya que el ‘ataque’ de los terroristas lo es “a toda la democracia”. Y de ahí que ahora resulte “insólito” que un grupo político “haga oposición sólo con la política antiterrorista”, algo “inimaginable” en cualquier Parlamento democrático como el británico o el francés.


“España necesita más niños”

    En fin, que si ETA centró una buena parte de la intervención presidencial -a preguntas de los periodistas, claro-, otra buena parte se llevó la nueva oferta gubernamental para que aumente la población española por el ‘método tradicional’: “España necesita más niños”, ésa, digamos, es la argumentación definitiva para las ayudas prometidas por el propio Zapatero durante el debate de política general de 2.500 euros por cada nuevo nacimiento en este país.

    Ahora bien, efectivamente no están cerrados todos los aspectos de esta ayuda. Ni siquiera está cuantificado totalmente, que será algo que, según Zapatero, se estudiará este viernes durante la reunión del Consejo de Ministros. Se trata de una “medida de apoyo a la natalidad y a la familia” que se complementa con otras como incrementos de los permisos y ayudas por maternidad-paternidad, reducciones en el IRPF o la Ley de Dependencia. En definitiva, “una política de fomento de la natalidad que otros países han puesto ya en marcha” y que España puede hacer -cómo no- “porque se ha hecho una buena política económica”.

    Además, dijo Zapatero que el anuncio lo ha hecho en el debate sobre el estado de la Nación, en sede parlamentaria, y no en la última semana de la campaña electoral del 27-M “porque a mí no me gusta interferir en la campaña electoral”. En el fondo, se trata de una velada pero directísima crítica al PP, que argumenta que la medida se la ha ‘copiado’ el presidente del Gobierno, dado que la misma estaba contenida en el programa electoral municipal y autonómico popular, y además con 3.000 euros y no con 2.500.

    Y en lo relativo a otras cuestiones, como el desarrollo del Estatuto de Cataluña, el presidente negó que haya habido “retrasos”: “Va a ir a un ritmo normal” el desarrollo estatutario, dijo, y ya se está viendo el resultado al haber anunciado el primer traspaso de los previstos: la gestión de los trenes de cercanías.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios