red.diariocritico.com

Elecciones en España

"Ha quedado bastante claro, ¿no?", respondió Sánchez a quienes le coreaban: "¡Con Rivera no!"
Ampliar

"Ha quedado bastante claro, ¿no?", respondió Sánchez a quienes le coreaban: "¡Con Rivera no!"

Los afiliados dieron su veredicto

domingo 28 de abril de 2019, 23:05h
El presidente del Gobierno y candidato socialista a la reelección, Pedro Sánchez, celebró la victoria electoral rodeado de fieles que corearon en la sede de Ferraz: ¡Con Rivera, no!. Sánchez no quiso ser muy explícito, si bien dejó caer indirectamente que la puerta a la negociación poselectoral con Ciudadanos está cerrada: "Ha quedado bastante claro, ¿no?".
El secretario general de los socialistas y vencedor de las elecciones generales, Pedro Sánchez, celebró los resultados en las urnas y dio a entender que no habrá pacto con Ciudadanos pese a que la suma con la formación naranja sobrepasaría la marca de la mayoría absoluta -algo que no consigue la suma por sí sola de PSOE+Unidas Podemos-, si bien, tal y como fue haciendo durante la campaña electoral, no quiso ser del todo claro.
"Ha quedado bastante claro, ¿no?", respondió Sánchez a quienes le coreaban a las puertas de Ferraz "¡Con Rivera, no!". De esta manera, el socialista Pedro Sánchez descartaba, a priori, una alianza con Ciudadanos para volver a la Moncloa. No obstante, poco después matizaba que él no es quien pone los 'cordones sanitarios' en alusión al veto al PSOE adelantado por líder de la formación naranja, Albert Rivera.
"La única línea roja es la Constitución española y avanzar en la justicia social", puntualizó poco después Sánchez ante la insistencia de los allí congregados.

Sánchez agradeció la elevada participación en unas elecciones marcadas por la "defensa de la democracia, en defensa de su futuro" y recordó que aún quedan pendientes las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. "Ha ganado el futuro y ha perdido el pasado", remachó mientras la multitud coreaba uno de los lemas de Podemos -quien ya ha tendido la mano a un gobierno de coalición- 'Sí se puede'.

Sánchez prometió gobernar para todos, abandonar la crispación territorial, dignificar la política y acabar con la corrupción. Una serie de promesas en un discurso que se dejaba escuchar por detrás de los gritos de "no es no" que le robaron el protagonismo.

Un Iglesias serio ofrece a Sánchez un gobierno de coalición sin querer mentar a Ciudadanos
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha mostrado moderadamente optimista tras el resultado electoral por haber logrado frenar al bloque de la derecha y haber conseguido una proporción de escaños razonable como para intentar conformar un gobierno de coalición con el PSOE.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha valorado con optimismo, pero sin demasiada euforia el resultado electoral. La formación morada ha logrado 42 escaños perdiendo 28 escaños con respecto a los resultados logrados por todas sus confluencias y aliados en las elecciones anteriores.
"Nos hubiera gustado un resultado mejor, pero es un resultado suficiente para cumplir los dos objetivos con los que nos habíamos planteado esta campaña: frenar a la derecha y a la extrema derecha, y trabajar para que en España haya un gobierno de coalición de izquierdas que proteja a las mayorías sociales", analizó Iglesias.

Con estos datos en la mano, Iglesias ha tendido la mano al todavía presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para formar un gobierno de coalición y ha evitado alertar, como hizo en campaña, de la posibilidad de que el socialista pudiera preferir pactar con Ciudadanos, ya que con Albert Rivera sí lograría sobrepasar la marca de la mayoría absoluta sin necesidad de que el nacionalismo catalán se abstenga en su investidura. "Esa pregunta, al PSOE", respondió al ser preguntado sobre esta hipótesis.

Iglesias aseguró que ya había hablado personalmente con Sánchez para tenderle su mano hacia la negociación y reclamó discreción y paciencia ante una formación de gobierno que podría ir para largo. Iglesias avanzó que pretende que se celebre una reunión "con brevedad", si bien avanzó que "esto llevará mucho tiempo" y que las reuniones para organizar el gobierno requieren "cierta discrección". "Hay que hablar de programa, hay que sentarse a hablar, hay que ser pacientes", reflexionó.

En relación al 'batacazo' de la formación, Iglesias entonó un mensaje de autocrítica asumiendo que uno de los problemas fundamentales que han podido pasarles factura es su imagen de la situación de crisis interna. "Tomamos nota", dijo. Asimismo, Iglesias tuvo un guiño hacia los nacionalistas catalanes concluyendo que los resultados de las elecciones muestran algo clave: "España es plurinacional".

Los resultados del 28-A: el PSOE arrasa, Cataluña será decisiva y la ultraderecha irrumpe con menos fuerza de la esperada
> PSOE: 123 escaños; PP: 66, Ciudadanos: 57; U.Podemos+En Comú: 42; Vox: 24; ERC: 15; JxCat: 7; PNV, 6; EH Bildu: 4; Navarra Suma: 2; CC: 2; Compromís: 1; PRC: 1
> Las derechas más Navarra Suma sumarían sólo 149 escaños; PSOE y las fuerzas progresistas no nacionalistas, 167
Domingo 28 de abril de 2019
Las 3 derechas, que aspiraban a ganar estas elecciones a pesar de su fragmentación, apenas han superado juntos a los 11 millones de votos en todo el territorio nacional, mientras que en las pasadas elecciones entre PP, Ciudadanos y otras formaciones de ese espectro político, lo hicieron con menos tensión y menor necesidad de movilizar a su electorado. Esos votos que no se han ganado sí los ha aprovechado un PSOE que ha arrasado en las elccciones con 123 diputados y el 28,7% de los votos, más de 7,4 millones. 10 puntos más de participación en estas elecciones, unos votos nuevos que han ido a la izquierda o al centro-izquierda.

Mientras tanto, Unidas Podemos, aunque ha perdido fuelle respecto a los pasados comicios, ha sostenido la posible alianza de izquierdas en la próxima legislatura, con más del 14% de los votos y 42 escaños en total, a los que habrá que sumar el escaño de Compromís, un partido aliado aunque prefirió concurrir en solitario. Un final airoso para los de Pablo Iglesias tras unos años muy turbulentos para su partido.

Hablando de mayorías, que es lo que realmente importa para buscar un próximo gobierno, el PSOE sumaría sus 122 escaños a los 42 de Unidas Podemos+En Comú Podem (su coalición electoral en Cataluña con el partido de Ada Colau). 164 escaños a los que podrán añadir el citado diputado de Compromís y con total seguridad considerar un aliado al candidato del PRC, la formación regionalista de Miguel Ángel Revilla, que debutaba en estas elecciones generales. En total serán 167, insuficientes para gobernar con mayoría absoluta. Pedro Sánchez necesitará por tanto recurrir, de nuevo, a formaciones nacionalistas e independentistas.
¿Qué formaciones serán ésas? Pues los 6 diputados del PNV serán seguros escaños para sumar, llegando a 172. Por tanto las fuerzas catalanas decidirán, o bien los 4 de Bildu. En todo caso, se da por hecha la investidura de Sánchez.
Éste incluso podría dar la sorpresa a todos y sumar los 57 escaños de Ciudadanos y despedirse de todos los problemas que da la calculadora. Juntos, socialistas y liberales, sumarían 180. Sin embargo, tras la aclamación popular de los votantes socialistas que esperaban a Sánchez en la calle Ferraz, gritando "Con Rivera, no", y la respuesta de su líder "Ha quedado bastante claro...", parece ser que este pacto queda descartado.El gran fracaso de las derechas, con el PP de funeral y Vox de fiesta
Complicado el panorama para los de Pablo Casado. Pasaría de los 137 escaños que le dejó Mariano Rajoy a 66, menos de la mitad. Un funeral en Génova 13 en estos momentos, que tendrá que meditar su futuro tras la debacle sin paliativos.

Por contra, Ciudadanos, aunque tampoco pueden entonar una canción eufórica, están contentos porque ganan: de 32 a 57 diputados, casi el doble, y con Albert Rivera legitimado como alternativa real a la derecha tradicional.

Y en Vox están de fiesta, como no cabe otra. Debutan, pasando de cero a 24 diputados, torpedeando al PP, como buscaban, aunque sin aportar nada más a la política nacional más que fragmentar a la derecha y debilitar la oposición que hubiera ejercido Casado. Sus 2,6 millones de votos son una cifra abrumadora frente a los 4,2 del PP y los 4 de Cs.

Pero ojo: estos 3 partidos, incluso sumando a Navarra Suma, coalición de PP y Cs con UPN en Navarra, llegan a un total a rozar los 11 millones de votos, cuando en 2016 superaron los 11 millones con creces sin Vox, ya que era un partido marginal. Una derrota total del discurso en defensa de España y en contra del 'okupa' de La Moncloa y traidor a la nación... Pedro Sánchez, vaya.

Otros partidos
En Esquerra Republicana (ERC) están también de fiesta. No es para menos porque con sus 15 escaños llegan a un récord total y doblan a Junts Per Catalunya (JxCat), la formación impulsada por Carles Puigdemont, que se quedan con 7. ERC se toma la revancha de las últimas autonómicas catalanas y vuelven a ser la formación hegemónica en Cataluña.

PNV ha cumplido con las expectativas y consiguió llegar a 6 escaños (antes tenía 5) y EH Bildu también festeja estos resultados con 4 diputados (antes tenían 2), casi igualando a los nacionalistas conservadores.

Las otras 3 formaciones con escaños son los antes mencionados valencianos de Compromís (1), los cántabros del PRC (1), los canarios de Coalición Canaria (pasan de 1 a 2 escaños). A punto estuvo de dar la sorpresa de la noche Coalición por Melilla (CpM), que acarició arrebatar al PP el único escaño en juego en Melilla, un diputado históricamente siempre ganado por PP o PSOE
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.