red.diariocritico.com

Los Reyes se mostraron muy a gusto

Felipe y Letizia dejaron de lado el protocolo en su cálido encuentro con la colectividad española en Buenos Aires
Ampliar

Felipe y Letizia dejaron de lado el protocolo en su cálido encuentro con la colectividad española en Buenos Aires

Jornada inolvidable en la Rural

miércoles 27 de marzo de 2019, 16:36h
Los Reyes de España tuvieron su baño de masas en la Rural, cuando dos mil personas les brindaron todo su cariño en la recepción realizada con motivo de su viaje de Estado al país. Haciendo caso omiso al pedido del locutor, quien había solicitado que no hubiera selfies, las fotos fueron las grandes protagonistas de un evento que quedará en el recuerdo de los presentes, donde tanto Letizia como Felipe se mostraron muy cálidos ante el cariño recibido y se sintieron “como en casa”.
Sin hacer mención del pedido de disculpa realizado por el presidente mexicano, a los Reyes se los vio muy a gusto, sin lugar a duda fue el momento que más sonriente se la vio a Letizia en su paso por Buenos Aires –ni en la gala ofrecida en en CCK- donde hasta pareció incómoda por momentos en la mesa principal-, ni en la gala ofrecida a Macri en el Four Seasons en la que se vio involucrada en un chisme con la conductora Mirtha Legrand –habían dicho que Letizia había pedido expresamente verla y no fue así-, descontracturados y dejando de lado el protocolo, tanto Felipe como Letizia realizaron un recorrido por el salón, saludando a quienes, desesperadamente en algunos casos, hicieron una fila para verlos y decirles aunque sea en una frase de donde habían llegado o contarles que hacían en Argentina.

El encuentro generó que la colectividad española se movilizara desde todos los puntos cardinales del país, teniendo representantes de la norteña Salta, a 1466km de Buenos Aires, como el presidente de la Sociedad Española el Arquitecto Santiago Ferraresi; hasta llegar bien al sur, y desde la entrañable localidad de San Julián –a 2172 km de Buenos Aires, y conocida por ser parte de la Ruta de Magallanes con su museo temático del nao Victoria incluído y donde se ofició la primera misa en territorio argentino, con la presidenta de la Asociación Española de San Julián Alicia Zar, junto a ‘Finita’ Silva Castro, ex presidenta de la institución. Así también llegó Darío Bondino del CRE de Rosario, una delegación de quince personas de la colectividad mallorquina de San Pedro, jóvenes de Mar del Plata, o cinco españoles de la Casa Balear Villa Maria entre tantos otros.

Obviamente la colectividad “porteña” copó la parada, destacándose el presidente de la Federación de Sociedades Españolas Benito Blanco, el Presidente de la Federación de Sociedades Castellano Leonesas Pedro Bello, los presidentes de instituciones José María Vila Alén (Centro Galicia), Beatriz Lagoa (Centro Betanzos) Julia Hernando (Centro Burgalés), José Benito López Carballedo (Club Español), Constanza Salgueiro (Rincón Andaluz), Pilar Berzosa (Centro Soriano), José Luis Rodríguez Reboredo (Club Español de La Plata) Gastón Juan (Sociedade Galega de Arantei, Vilamarín e A Peroxa), Alejandro López Dobarro ( Delegado de la Xunta de Galicia), Pilar González (presidente de APEA) integrantes de la Agrupación CEDEU encabezados por Juan Manuel De Hoz, o las máximas autoridades del PPSOE y del PP local entre tantas otras personalidades.

Felipe fue el único orador del evento donde resaltó el papel que cumplió la emigración tanto para el crecimiento de España como de Argentina.

En primer término, el Rey destacó que “muchos de vosotros sois protagonistas directos, otros herederos, de la emigración de cientos de miles de españoles que, por razones diversas, se vieron forzados a abandonar nuestra patria. A veces huyendo de la pobreza o por razones políticas; otras veces en busca de mejores oportunidades”, donde muchos “encontrasteis a este lado del Atlántico otra patria, la Argentina, que os recibió con los brazos abiertos y que os dio la ocasión de desarrollar vuestras capacidades y de construir aquí vuestras vidas y familias”.

En esa misma línea remarcó que realizaron una “aportación muy significativa al desarrollo de vuestro país de acogida, sin dejar de contribuir al bienestar de quienes dejasteis atrás en España”.

Como cada vez que concurre una personalidad de primera línea el Rey dejó constancia de “lo mucho que os debemos tanto los españoles como los argentinos, de lo mucho que hay de vuestro esfuerzo y entusiasmo en una relación entre Argentina y España cada vez más estrecha, que fue, es y será fuente de bienestar para los ciudadanos de ambos países. Y quiero también, porque es de justicia, reiterar una vez más nuestro agradecimiento a la Argentina por la generosidad con que os recibió y por la solidaridad que brindó cuando la necesitamos”.

Felipe agregó, diferenció, pero también agradeció, a “algunos de vosotros habéis llegado en tiempos más recientes, acompañando el proceso inversor que contribuyó decisivamente a la internacionalización de la empresa y la economía españolas. España no sería lo que es hoy sin vuestro esfuerzo y vuestra aportación, y creo no exagerar si digo que, gracias en alguna medida a vosotros, la Argentina es hoy también un país más próspero y moderno.

Felipe se mostró al tanto de la situación por la que atraviesan los centros españoles y lo necesario de la incorporación de los jóvenes, y sostuvo que “somos conscientes de que dentro de vuestras preocupaciones actuales está el hecho de que muchas de las instituciones que habéis ido creando a lo largo de los años están encontrando dificultades para adaptarse a los tiempos actuales. Son instituciones todas ellas valiosas, algunas emblemáticas, que han prestado grandes servicios a la colectividad y que pueden y deben seguir haciéndolo, pero que hoy necesitan adaptarse a las nuevas circunstancias”, y ahí sí envió un mensaje concreto a muchos de los presidentes de las instituciones que se encontraban presentes: “para ello es imprescindible, entre otras cosas, que los jóvenes las tomen como propias y participen o incluso impulsen el proceso de renovación. Para ello contáis siempre con nuestro aliento y apoyo”.

Sobre la relación entre España y la Argentina resaltó que “nuestra relación se ha construido sobre lo mucho que hemos compartido a lo largo de muchos años, de décadas y décadas de trabajo común, de unos mismos valores y del convencimiento de que la democracia y la libertad son la base de la convivencia civilizada y en paz, y el mejor instrumento para avanzar en la creación de sociedades más justas y más prósperas”, y que “para todo ello vuestro concurso es imprescindible, y me consta que no lo regateáis, como tampoco vuestro amor a España, que sabéis hacer compatible sin la menor dificultad con el cariño y el agradecimiento a vuestra tierra de adopción. Vosotros sois testimonio vivo de que se puede ser a la vez argentino y español. Eso es precisamente una manifestación de ser ciudadanos del mundo. Os animo a que, con vuestro ejemplo diario, sigáis dando testimonio de universalidad, lo que equivale a dar testimonio de humanidad”.

En ese aspecto comunicó que “Tened la seguridad de que, en ese empeño, contáis con el apoyo, la solidaridad y el afecto de vuestros compatriotas de la otra orilla del océano. Allí se admira vuestra tenacidad y vuestro incansable trabajo por la prosperidad de Argentina y de España”.

Así culminó el primer contacto como Reyes que tuvieron Felipe y Letizia con la colectividad con la seguridad que no será el último.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.