red.diariocritico.com
Una ley equiparará el perro de asistencia a personas con discapacidad con el perro guía y regulará su adiestramiento y tenencia
Ampliar

Una ley equiparará el perro de asistencia a personas con discapacidad con el perro guía y regulará su adiestramiento y tenencia

viernes 12 de enero de 2018, 15:11h
La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cermi y Fundación ONCE han presentado este viernes los detalles del proyecto de ley de acceso al entorno de las personas usuarias de perro de asistencia en Castilla y León, que lo equipara al perro guía de las personas invidentes a la hora de permitir su acceso con el animal a espacios públicos y transportes.

Además, entre las novedades desglosadas por la consejera, Alicia García, están la regulación del adiestramiento y tenencia de estos animales, que estarán incluidos en un registro, al tiempo que se incluye como derecho en el ámbito de la dependencia.

El texto, que la Junta espera aprobar en Consejo de Gobierno para su envío a las Cortes antes de verano, ha contado con el trabajado de CERMI y ONCE para amplíar el ámbito subjetivo del derecho de acceso a todas las personas usuarias de alguna de las modalidades de perros de asistencia comúnmente aceptadas y se amplía también el ámbito objetivo del derecho, garantizando su ejercicio en entornos en los que su reconocimiento era difuso o no existía, como el ámbito laboral o los espacios de titularidad privada de uso colectivo pero que no son propiamente lugares de acceso público.

La Ley incorporará novedades como la extensión a más personas del derecho al acceso al entorno social; la concreción o ampliación del ámbito o espacios a los que se va a poder acceder; la ampliación del contenido del derecho al establecer que, además de la libertad de acceso, la libertad de deambulación y permanencia en ese espacio, en igualdad de condiciones que el resto de usuarios. También señala los espacios y situaciones en los que no será posible el acceso en compañía de un perro de asistencia.

Así, las actuaciones para el entrenamiento de los perros que permitan la vinculación y adaptación entre el perro de asistencia y el usuario, las de apoyo al acceso de la persona al uso de un perro de asistencia, así como las de la supervisión y seguimiento se encuadran en el Servicio de Promoción de la Autonomía Personal. Esto permitirá que estas actuaciones puedan ser pagadas por el usuario con la prestación vinculada al servicio que le pueda conceder el sistema de atención a la dependencia.

La ley establece seis tipologías de perros de asistencia como son el perro guía; el de servicio, adiestrado para promover la autonomía personal de una persona con discapacidad física; de señalización de sonidos, adiestrado para avisar a las personas con discapacidad auditiva de la emisión de sonidos y su procedencia; de aviso, adiestrado para dar una alerta médica a las personas que padecen diabetes, epilepsia u otra enfermedad; para personas con trastorno del espectro autista, y adiestrado para nuevas necesidades de apoyo a las personas con discapacidad que puedan surgir.

Acceso permitido

Además, la ley establecerá que, independientemente de la titularidad pública o privada de los espacios, una persona que necesite perro de asistencia podrá acceder a locales y lugares sujetos a la normativa reguladora de espectáculos públicos; los definidos por la legislación urbanística vial aplicable en cada momento, tales como paso de peatones, peatonales o de disfrute peatonal exclusivo o prioritario; lugares de esparcimiento al aire libre tales como parques públicos, jardines, playas, zonas de baño de ríos, lagos y embalses y otros espacios de uso público; centros de recreo, ocio y tiempo libre; centros de servicios sociales; centros oficiales cuyo acceso no se encuentre restringido al público en general; centros de enseñanza; centros sanitarios y socio-sanitarios; instalaciones y establecimientos deportivos; centros religiosos y de culto; museos, casas de cultura, archivos, bibliotecas, teatros, auditorios, salas de cine, de exposiciones y conferencias o cualquier otro tipo de centro cultural; parques zoológicos; centros comerciales; oficinas y despachos de profesionales liberales; espacios de uso público de las estaciones de autobús, ferrocarril, aeropuerto y paradas de taxi; establecimientos hoteleros, balnearios, parques de atracciones, campings, cafeterías; espacios naturales o cualquier tipo de transporte colectivo.

Al mismo tiempo, la ley establecerá una serie de espacios a los que la persona usuaria no podrá acceder acompañada del perro de asistencia a las zonas de manipulación de alimentos que sean de acceso exclusivo para el personal de restaurantes, bares, cafeterías y otros lugares; así como los quirófanos, las salas de curas de los servicios de urgencias, los servicios de cuidados intensivos o cualesquiera otros servicios o áreas de los centros sanitarios en los que se haya establecido reglamentariamente esta limitación por la necesidad de garantizar unas especiales condiciones higiénicas.

Tampoco se permitirá su acceso al agua de las piscinas y de los parques acuáticos y al interior de las atracciones en los parques de atracciones. Además, se establecerán algunas situaciones en las que podrá limitarse el ejercicio del derecho de acceso al entorno cuando el perro de asistencia muestre signos evidentes de enfermedad, de falta de higiene o cuando exista una situación de riesgo inminente y grave para la integridad física de la persona usuaria, del perro de asistencia o de terceras personas.

Junto a todo lo anterior, Alicia García se ha referido a que la Ley establecerá los requisitos y condiciones para el reconocimiento de la condición de perro de asistencia y persona usuaria, así como las obligaciones para los usuarios, propietarias y adiestradoras y educadoras de perros.

Además, se recoge la obligación para las entidades de adiestramiento de perros de asistencia de la Comunidad de estar inscritas en el Registro de Entidades, Centros y Servicios de carácter Social, como prestadoras del servicio de promoción de la autonomía personal.

El presidente de Cermi en Castilla y León, Francisco Sardón, ha defendido esta ley como "oportuna y necesaria" para "facilitar la autonomía de las personas con discapacidad, mientras que la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en la Comunidad, Arancha Casado, ha subrayado la "importancia" para los discapacitados de contar con la libertad que aporta la asistencia de uno de estos perros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.