red.diariocritico.com

Sánchez dirá no al órdago de Iglesias

martes 16 de febrero de 2016, 14:50h

No se si Pedro Sánchez y Pablo Iglesias saben jugar al mus, pero si saben lo que es lanzar un órdago en la politica. Los dos llevan lanzándolos desde que se convirtieron en líderes de sus respectivas formaciones. Han venido jugando en estos casi dos meses desde las elecciones con "chicas" y "pares", una forma de alargar la partida en la que tenían de compañeros a Rajoy y Rivera.

Con la fecha del 2 de marzo como inicio de la investidura del socialista, desde Podemos le han lanzado el esperado órdago al que Sánchez sólo puede decir no. Un no rotundo y una evidencia: Pablo y los suyos quieren que se repartan de nuevo las cartas, que haya nuevas elecciones, convencidos de que mejorarán sus resultados y que, con la ayuda de IU en una candidatura conjunta, lograrán lo que no consiguió Julio Anguita: el "sorpasso" sobre el PSOE.

Puede hasta parecer que la famosa "pinza" que hicieron sobre Felipe Gonzalez el ex alcalde de Córdoba y José María Aznar la estén reeditando Iglesias y Rajoy con Rivera como interesado y oportuno testigo. Podemos ha conquistado un suelo gracias a quitarle los votos a Izquierda Unida. Si quiere romper el techo, su techo, no tiene más remedio que romper al PSOE y " robarle" su actual espacio.

Con el programa de máximos que han presentado no parece que vayan a conquistar a la clase media,,pero en ese territorio el gobierno popular de Rajoy les ha hecho un favor al empobrecer a esa parte de la sociedad, " proletarizándola" hasta grados que no se conocían desde el inicio de la transición democrática.

Es muy posible que los cuatro grandes jugadores del tablero político y los partidos nacionalistas que les observan cuenten con que el reloj electoral puede girar y girar hasta el inicio de mayo, al igual que ha pasado en Cataluña, y que en ese ültimo instante y a la vista de las opiniones ciudadanas que arrojen las encuestas se consiga un gobierno in extremis de PSOE y Podemos; e incluso que pasado el minuto cero y convocada la cita con las urnas, Rajoy imite a Más y ceda su candidatura.

Las combinaciones posibles siguen siendo las mismas. Ninguno quiere mostrar su juego y mucho me temo que vamos a tener que esperar 180 dias para que todo vuelva a empezar casi de la misma manera. Es decir: nadie tiene mayoría absoluta, nadie quiere ceder en sus aspiraciones, cada uno plantea sus peculiares "imposibles" y Europa se pone de los nervios por lo que pasa con su costado del Mediterráneo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios