red.diariocritico.com

Felipe González y la cuadratura del círculo

viernes 12 de febrero de 2016, 13:53h

Setenta minutos en la tele amiga de Canal Sur le han permitido a Felipe González cuadrar el círculo de la política española y de su partido. Apoyo directo para Pedro Sánchez y sus negociaciones para llegar a la Presidencia, incluyendo a Podemos y a su líder, a los que el ex- presidente critica pero con la boca más pequeña que hace unas semanas.

El " papa laico" del socialismo hispano, la referencia histórica para algunos y simplemente el pasado para una mayoría, juega en su larga entrevista con cartas marcadas, vamos que hace trampas a la vista de todos: ve bien a su sucesor al frente del PSOE pero cree muy posible que haya que repetir elecciones en el mes de septiembre, dejando a Mariano Rajoy de presidente en funciones durante otros siete u ocho meses. Eso sí, al mismo tiempo llama la todavía líder del PP " trilero" y "acabado", adjetivo que me recuerda al que empleaba Alfonso Guerra para referirse a Adolfo Suárez cuando los socialistas batallaban para acabar con la UCD.

No quiere Felipe luchas internas como las que se están viviendo y para apaciguar los ànimos califica la reuniôn del Comité Federal del 28 de diciembre de " inocentada", no aclara de qué y de quién iba disfrazado cada uno de los asistentes.

Como estaba en Andalucía tenía que hablar de la propia corrupción política de esa tierra, de los ERES y ahí efectuô algo tan taurino como una revolera: Chaves y Griñán ya han pagado sus culpas políticas con el abandono de la primera línea, y la suciedad está al otro lado de la trinchera, en el PP de Rajoy y Rita Barberá.

Para cuadrar el círculo se sumó a la defensa imposible de la abtenciòn del Partido Popular ante un posible gobierno del PSOE con Ciudadanos, con acuerdos puntuales con Podemos. La tortilla sin romper huevos.

Le aconsejó a Susana Díaz seguir en su puesto al frente del gobierno andaluz, desde el que tiene muchas cosas por hacer y demostrar. Un " no es su hora" para evitar que se queme antes de tiempo en una lucha por la sectetaría general y un liderazgo nacional. Aquí salió a relucir la veteranía y los tiempos de la política. González es consciente de los tiempos duros que aguardan al futuro presidente, sea quien sea, con una nueva crisis global llamando a las puertas y quiere proteger a su alumna preferida. Habrá que ver si ésta le hace caso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios