red.diariocritico.com

Sanchez se lanza a tumba abierta

lunes 18 de enero de 2016, 13:58h

El secretario general del PSOE no quiere nuevas elecciones. Las encuestas le dicen que los resultados del 20 de diciembre pueden empeorar y que su propio partido puede cambiar de candidato. Su salvación como politico está en conseguir formar gobierno con quien sea y como sea. Y si hay que dejar cuatro senadores a los nacionalistas catalanes, pues se les dejan.

A Pedro Sánchez y a su guarda pretoriana, la que conforman Luena, Hernando, López y una recien llegada Carme Chacón, les llueven las críticas internas por ayudar en el Senado a las dos formacio es catalanas que proclaman su deseo de alcanzar la independencia. Desde Andalucia a Aragón pasado por Extremadura los barones territoriales critican la estrategia. Por supuesto que la critican desde el PP y desde el Gobierno en funciones, pero esas lanzas no duelen.

El PSOE se prepara para a finales de enero fijar la fecha de su Congreso Federal partido en pedazos: por un lado están los seguidores de Sanchez que no son muchos peeo controlan el aparato central de la organización; por otro están aquellos que anhelan que Susana Diaz de el paso y presente su candidatura para dirigir el partido y las listas electorales si nay que ir de nuevo a las urnas; y están todos los demás, los que siempre se ocultan y terminan apoyando al vencedor: son los que no quieren a Samchez pero aceptarian gustosos un cargo si se consigue llegar al poder y llega la hora del reparto, y tampoco quieren a Susana de la que desconfian y a la que acusan en privado de " cobardia", de querer el poder del partido pero sin arriesgarse a una lucha directa, tal vez con la conviccion de que ella no obtendrīa mejor resultado en unos comicios que el actual secretario general y habria perdido el concortable sillón de la Junta andaluza.

Obligado por su incierto futuro cuando apenas ha comenzado, Pedro Sánchez se ha lanzado a tumba abierta en busca de un pacto que huele a viejo: reencontrarse con los nacionalistas de nuevo cuño, que vienen a ser los mismos que ayudaron a Felipe González y José Marīa Aznar en sus gobiernos en minoria. Las cuentas de su equipo suman 176 con Podemos, Convergencia y Esquerra; suman 150 con Ciudadanos, los nacionalistas catalanes, vascos y canarios siempre que Podemos se abstenga en una segunda votación; y suma su " segunda oportunidad" si se repiten las elecciones si convence a los suyos que con sus movimientos en este periodo conseguirá un mejor resultado que el logrado en diciembre.

Es una huida hacia adelante en toda regla. Es una lucha por la supervivencia poltica despejada de ideologia, de planteamientos doctrinales, de programa de gobierno. Se trata de sumar parlamentarios y presentarse en Zarzuela con las matemáticas a su favor para que Felipe VI no tenga mas remedio que aceptar su propio debate de investidura. Y mientras tanto retrasar lo más posible el Congreso del partido y evitar otras primarias.

En condiciones normales su objetivo resultaria imposible. Con el PP atrincherado en un único discurso con Rajoy de protagonista, los miedos y egoismos de Susana Diaz, los posibilismos de Ciudadanos y el nuevo escenario catalàn tras la salida de Artur Más y el temor de los nacionalistas a repetir elecciones, todo es posible. Hasta que Pedro Sanchez se siente en Moncloa tespaldado por cinco o seis partidos y un Senado que le va a decir no a todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios