red.diariocritico.com

El solsticio de invierno electoral

Por Bernardo Rabassa
sábado 26 de diciembre de 2015, 15:49h

Los resultados de las elecciones del 20D deben estar influenciados, evidentemente por el hecho de coincidir con el solsticio de invierno, ya que han dejado un panorama incomprensible y frio, prácticamente ingobernable, como si siguiendo muy antiguos ritos de las tribus humanas. Hace miles de años esta fecha era un momento de celebración para los paganos: se celebraba en el Stonehenge y en las profundidades de los bosques germanos en forma de rituales y festivales. En Guatemala se sigue celebrando hoy en día a través del ritual de la «Danza de los voladores», en los que varias personas giran y danzan en torno a una estaca. En Egipto algunas pirámides están orientadas para que el sol llegue a las profundidades de la tumba. Se cree que los romanos celebraban las festividades en honor a Saturno, Saturnalia, en este momento, y que en Escandinavia se celebraba el festival de Juul. Para los cristianos, esta fecha evolucionó probablemente hasta la celebración del nacimiento de Jesús, el 25 de Diciembre.

El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste. Dependiendo de la correspondencia con el calendario, el evento del solsticio de invierno tiene lugar entre el 20 y el 23 de diciembre todos los años en el hemisferio norte. De hecho, se puede decir que determina el momento a partir del cual la larga oscuridad del invierno es derrotada por la luz, de modo que llega el turno para que la naturaleza despierte y las cosechas puedan crecer, no así las electorales que supondrán diverso meses de incertidumbre.

La más famosa de sus interpretaciones el en el idioma árabe (El alquibla) que denomina genéricamente a una dirección, que no se si tiene muy clara el PSOE y, en el contexto religioso, aquella dirección hacia la que se orientan los orantes al rezar en la religión que sea, y que puede tener otras implicaciones rituales (en la disposición de tumbas, etc.). En el islam, alquibla o quibla define la dirección de la Kaaba (en La Meca) y a la que el imán y los orantes deben dirigirse cada vez que realizan sus rezos. En las mezquitas existe un lugar que indica la orientación de la alquibla y que se denomina mihrab. Y este se determinaba por la salida del sol en el solsticio de invierno. Por ello en mi tierra mallorquina ocurre todos los años un aparente milagro y es la iluminación destacada de la girola de su fachada por un rayo de luz, que penetra desde el ábside de la actual capilla mayor, recorre toda la iglesia y enciende la girola, claro que mis paisanos coetáneos desconocen que esta capilla fue mezquita, antes de la llegada de Jaime I, razón por la cual toda la catedral se orienta de Oriente a Occidente.

Bueno pues parece que el mismo rayo de luz solar que orientaba a todas las religiones y tradiciones iluminó por refracción al panorama político español, dando como resultado, el enfrentamiento de las fuerzas tradicionales PP. PSOE. DL. ERC..PNV.EH BILDU.UP antigua IU. CCANARIA, contra las nuevas PODEMOS Y CIUDADANOS. Los unos que se defienden como gato panza arriba y los otros cuya intención es cambiar la Constitución, aunque en esto están acompañados por los independentistas y las fuerzas de izquierda. Ya sé que se han hecho muchos análisis y que el PSOE amenaza con juntarse con independentistas( ERC, EH BILDU PNV O DL) e izquierdaUP lo que le daría la mayoría absoluta con PODEMOS con 178 o 176 diputados. Naturalmente, esto se haría en desdoro del PSOE por jugar con las cosas de comer, pues las extremas izquierdas y las más independentistas y un partido socialdemócrata son una macedonia, llena de frutas amargas. Por eso, parece ser que Pedro Sanchez, que ya ha probado las hieles de asociarse con Podemos, pues este manda sobre el PSOE en todas las grandes capitales, haciendo por lo general el ridículo en los ayuntamientos, con lo que todas las plataformas además de las que se han presentado formando parte ya que los 69 de PODEMOS es resultado de la suma de PODEMOS, COMPROMÍS, En Marea. ANOVA-EU y EN COMÚ. Baste recordar las chocheces de Manuela Carmena cuando ha dicho que en Madrid había miles de niños con hambruna, que las madres limpiaran los colegios por las tardes, que los niños recogieran las colillas o meter unas reinas Magas en las cabalgatas por aquello de la violencia de género o dar de cenar a 200 pobres en el ayuntamiento, eso sí, de los del padre Angel no los del rico Epulón. Ante esto lo del café con leche, en la plaza Mayor de Ana Botella, queda pálido y agiganta su figura, cuando no nos gustaba a casi nadie y nos parecía frívola. Frivolidad la de esas uniones de izquierda, mareas, ahora, compromisos o en comú que se limitan a reflejar el voto de protesta ante partidos que llevan gobernando desde 1978.

Mucho me temo que lo del solsticio de invierno está influyendo a Pedro Sanchez que ha visto su gran ocasión de alcanzar la gloria de ser Presidente, aunque sus barones se le rebelan ante la posibilidad de romper España o quizás de Pablo Iglesias que también quiere, mal les veo a los dos y mucho me temo que de ceder a las presiones de la izquierda bolivariana (léase dictadura) o de los independentistas estamos poniendo en riesgo nada menos qu el futuro de nuestra patria. Yo no digo ni propongo, que gobierne Rajoy con la abstención de PODEMOS y el PSOE, pues merecido se tiene la situación angustiosa de no poder controlar la situación, sin olvidar que tiene mayoría de bloqueo en el congreso de los Diputados (117) y Mayoría absoluta en el senado, lo que nos llevaría ante la ingobernabilidad a nuevas elecciones, una especie de segunda vuelta, a la francesa, que me convence mucho más que la inestabilidad que supondrían cualquiera de las dos soluciones antes apuntadas. Así nos daría ocasión a los ciudadanos para decidir nuestro voto sabiendo a que se juega y lo peligroso que es el voto de castigo que han querido dar al viejo Régimen al votar a Podemos o a Ciudadanos, pues no me creo que la extrema izquierda bolivariana, pueda tener 69 diputados cuando IU en su mejor momento tuvo con Anguita solo 21. Todos los partidos son contrarios a esta solución, lo que quiere decir que es la buena, pues centraría al elector. Mejor sería un pacto con el PP de cambio de la Ley electoral y de la del gobierno de los partidos, con el compromiso de convocar nuevas elecciones a continuación, para un gobierno renovado que tendría que llegar aun más lejos, eso si espero, que no sea por el camino de más subvenciones y más estado! Dejadnos más libres, ya somos adultos!.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios