red.diariocritico.com

Viena es la clave

Por Javier Fernández Arribas
jueves 19 de noviembre de 2015, 11:14h

La mesa de negociación de Viena está pasando un tanto desapercibida, eclipsada por el brutal atentado de París del viernes por la noche, pero tiene una importancia trascendental. En esa mesa las superpotencias mundiales como Rusia y Estados Unidos, más las potencias regionales de Oriente Medio como Arabia Saudí, Irán, Turquía y Jordania negocian el futuro de Siria. Una salida negociada que pueda ser impulsada en una mesa de diálogo entre los sirios para poder parar la guerra civil y así poder dedicar todos los esfuerzos a luchar contra los grupos terroristas. Este pasado viernes, el norteamericanoJohn Kerry y el ruso Sergei Lavrov, anunciaban un plan para negociar un alto el fuego entre el gobierno de Bachar El Asad y la oposición formada por demasiados grupos pequeños.

El objetivo claro de esta solución es dar respuesta a las acciones brutales e indiscriminadas de los terroristas; a esa hora encima de la mesa estaban los atentados en Ankara y en Beirut, y el derribo del Airbus ruso. Se daba un plazo de 6 meses para acabar con los enfrentamientos armados y de 18 para la celebración de elecciones. Hay muchos detalles que analizar, seguro que muchas objeciones que superar por todas las partes, pero lo más importante es que había un plan emanado de una negociación participada por varios países con distintos intereses. Por supuesto que después tiene que llegar el visto bueno de las partes sirias. La más problemática es la del presidente Al Asad, un criminal de guerra por los métodos utilizados en estos más de cuatro años de guerra donde más de 250.000 personas han perdido la vida, muchas de ellas por los terribles bidones explosivos que tanta muerte, devastación y terror han sembrado entre civiles sirios, opositores al régimen.

Después, los atentados de París nos han enmudecido, nos han trasladado un enorme pesimismo e indignación por la barbarie terrorista y nos han colocado en la posición dura de acabar como sea con los terroristas del Daesh. Bueno, hay un primer paso dado, un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia, con el apoyo de saudíes e iraníes, actores cruciales en una guerra donde sunnies y chiies dirimen sus intereses, igual que en Irak, y que deben jugar un papel clave para obligar a todos los bandos a que cesen las armas. Lo piden de rodillas los civiles que sufren diariamente los bombardeos, a veces, ni siquiera pueden diferenciar su origen. A partir de aquí, todos manos a la obra contra los criminales narcotraficantes del Daesh.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios