red.diariocritico.com

Eficacia y confianza

Por Javier Fernández Arribas
martes 06 de octubre de 2015, 10:39h

Hasta el momento, solo la canciller alemana, Angela Merkel, y el premier británico, David Cameron, habían sido capaces de ser reelegidos después de haber gobernado con la austeridad como gran guía de su política económica y la de todos los socios europeos. Un caso parecido es el de el candidato de centro derecha en Portugal, Pedro Passos Coelho, que ha ganado las elecciones con sus socios del CDS-PP con 99 escaños, aunque les faltan 17 para la mayoría absoluta. Nadie espera coaliciones raras y Passos Coelho podrá formar gobierno aún con dificultades y con cesiones a otros partidos. Enfrente, los socialistas de Antonio Costa con 85 escaños no han alcanzado las cotas de confianza popular que les vaticinaban las encuestas hace apenas 2 meses, pero han descartado acuerdos con grupos de extrema izquierda.

El fantasma de la corrupción encarnada en el detenido ex primer ministro socialista, José Sócrates, ha representado una losa muy pesada para las aspiraciones del alcalde de Lisboa que ambicionaba un triunfo que le permitiera aplicar otra política. Y lo que nos preguntamos en estos momentos es: ¿Un país rescatado por la Unión Europea que empieza a salir de la crisis puede cambiar de política económica para pasar de la austeridad a políticas expansivas de gasto público? Los expertos economistas lo explican en ambos sentidos. Lo que ocurre es que, más allá de la influencia notable de la corrupción que provocó una abstención del 43,22%, la mayoría de portugueses ha reiterado su confianza en la persona, en el Gobierno que ha tomado las decisiones difíciles, en tiempos de dura crisis económica cuyos efectos se pueden observar, paseando por la calle principal de Oporto, en las fachadas de sus fantásticos edificios jalonados de azulejos con casas abandonadas y comercios cerrados. Sin embargo, la recuperación económica comienza a abrirse paso entre unos ciudadanos que han valorado adecuadamente el trabajo desagradable y maldito de un gobernante que lo ha realizado con rigor y eficacia. La cosecha es productiva aunque Portugal todavía tendrá que recorrer un buen trecho de penurias y reformas. Sí. Lo está usted pensando. ¿Puede pasar eso en España? Es posible pero las sociedades son diferentes y la forma de actuar y comunicar tanto de Passos Coelho como de Antonio Costa son distintas que las de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Eficacia en la gestión, hecho, y confianza en la actuación. Aquí es donde Rajoy lo tiene más difícil, pero Sánchez, más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios