red.diariocritico.com

Presupuestos pasajeros

Por Victoria Lafora
domingo 23 de agosto de 2015, 10:21h

El debate presupuestario, el más importante de los que ocupan a sus señorías en el viejo caserón de la Carrera de San Jerónimo, comienza este año antes de tiempo y en un periodo no lectivo como suele ser agosto.

Esta semi clandestinidad es uno de los efectos perniciosos de la estrategia electoral del Partido Popular, empeñado en utilizar las cuentas públicas como arma para recabar votos en las próximas generales. No se comprende, si no, que no les preocupe lo efímero de sus datos, dado que puede ser un gobierno de signo distinto el elegido para aplicarlos.

No está claro a estas alturas de curso que los datos del déficit puedan darse ya por cerrados definitivamente, luego ese aspecto fundamental para la previsión de gastos hace mas pasajeras las cuentas. Muchos de las ofertas, que Montoro publicitó al presentar en plena canícula el " Pen drive" en el Congreso, no tienen sustento económico por lo tanto son de incierto cumplimiento. Así que, la idea de vender menores recortes dada la recuperación económica, puede quedarse en una frustrada promesa electoral a la que tan acostumbrados nos tienen.

Por otro lado tiene razón la oposición cuando reclama que sea Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno, el que defienda "sus cuentas" en el pleno de esta semana. ¿No es una situación excepcional? ¿No van a estar todos los líderes de las diferentes fuerzas parlamentarias defendiendo sus enmiendas a la totalidad? Pues lo lógico sería que el impulsor del adelanto presupuestario explicara a los españoles sus razones para las prisas.

Según todas las encuestas el Partido Popular recupera intención de voto y lo pierden los partidos emergentes como Podemos o Ciudadanos. Pero la situación política es de una volatilidad tan extrema que para fin de año todo puede volver a cambiar y , pese a ser el partido más votado, tengan que gobernar con una mayoría minoritaria tan escueta que los presupuestos sean papel mojado.

Por otro lado la situación económica internacional es de una incertidumbre casi caótica. China se desacelera, la crisis griega entra en su enésimo capítulo con un rescate ya aprobado, los mercados no levantan cabeza y algunos heraldos negros hablan de una recaída en la recesión a nivel mundial. Parece pues previsible que la coyuntura internacional tenga repercusión sobre nuestras exportaciones y la previsión de crecimiento.

Lo dicho: una ley pasajera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios