red.diariocritico.com
PP-A califica de 'parche' la última reforma de la LOUA
Ampliar

PP-A califica de "parche" la última reforma de la LOUA

viernes 24 de julio de 2015, 16:32h

El PP-A ha manifestado este viernes que la reforma de la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA) aprobada esta semana por el Consejo de Gobierno para dar salida al problema de las viviendas irregulares en Andalucía, es sólo "una solución parcial a un problema global", ya que afecta sólo al ocho por ciento de las edificaciones que se encuentran en esta situación, unas 25.000, mientras más de 275.000 familias siguen sin ver una solución para habitar con seguridad jurídica sus viviendas.

En una rueda de prensa en Málaga, la portavoz de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del PP-A en el Parlamento, Patricia Navarro, ha expresado que su partido se "congratula" de que 25.000 familias "vayan a dejar de vivir con el miedo de que su vivienda sea demolida", pero ha pedido a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que aclare "qué solución va a ofrecer a las restantes 275.000 familias que mantienen su vivienda en situación irregular".

"Nos sorprende que esta reforma de la LOUA haya sido tan escueta y poco ambiciosa como la que Díaz aprobó hace un año cuando tenía a IU en el Gobierno", ha señalado Navarro, quien ha apuntado que entonces se achacó que la reforma fuera tan "ridícula" a la presencia de IU en el Ejecutivo.

En su opinión, ahora hubiera sido el momento de plantear una reforma mucho "más ambiciosa, que hubiera contado seguro con el respaldo del PP andaluz, para que, entre las dos fuerzas mayoritarias, hubiésemos conseguido solucionar este problema que mantiene en la incertidumbre y el desasosiego a miles de familias en Andalucía".

Para Navarro, este nueva reforma, que sólo toca tres artículos de la normativa, demuestra que "la política urbanística de la Junta es la de los parches", ya que se limita a "sacar de un limbo jurídico a 25.000 viviendas, sin plantear legalizar o dar plenos derechos a sus propietarios y ofrecer soluciones a los 275.000 restantes".

Además, ha añadido que la reforma incluye dos disposiciones adicionales que son dos "dardos envenenados" para los ayuntamientos, ya que, según ha explicado, hace recaer sobre ellos la responsabilidad de poner en marcha los censos de viviendas irregulares en dos años y de atender, en el plazo de dos meses, todas las consultas ciudadanas sobre la situación urbanística de sus viviendas, "sin que los consistorios dispongan de los medios económicos, materiales y humanos necesarios, y sin que la Junta de Andalucía se los facilite para poder cumplir con esas funciones".

Patricia Navarro ha recordado que el PP "sigue apostando por soluciones reales y definitivas para estas viviendas irregulares", y ha anunciado que defenderán una iniciativa en el Parlamento donde se plantea una Ley de Segunda Oportunidad para todas las vivienda
--excepto para las que están en espacios especialmente protegidos o zonas inundables--, así como medidas transitorias que garanticen la habitabilidad de las mismas y suministros.

Ha confiado en que esa iniciativa pueda contar con el apoyo del PSOE-A para dar solución global al problema de las viviendas irregulares en Andalucía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios