red.diariocritico.com

El Ayuntamiento de Lújar valora los daños y convocará pleno extraordinario para solicitar la declaración de zona catastrófica la próxima semana

Un cable eléctrico, posible origen del incendio de Gualchos
Ampliar

Un cable eléctrico, posible origen del incendio de Gualchos

viernes 10 de julio de 2015, 17:10h

Una chispa de un cable de alta tensión sobre un árbol o planta pudo ser el origen del incendio que se declaró el pasado miércoles entre Gualchos y Lújar (Granada) que, según la primera estimación de daños, ha afectado a aproximadamente unas 2.000 hectáreas de pinos, alcornoques y monte bajo.

Así lo ha señalado a Europa Press el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, que ha indicado que los especialistas barajan esa hipótesis como la principal, aunque no descartan que fuera la consecuencia de algún fuego descontrolado por un comportamiento negligente.

El subdelegado ha informado además de que la Unidad Militar de Emergencias (UME) ya se ha retirado de la Sierra de Lújar, una vez superado la fase crítica del incendio, y se ha desplazado al incendio que permanece activo en Quesada (Jaén).

Por otra parte, ha indicado que técnicos de Subdelegación visitarán la próxima semana la zona afectada para hacer una valoración aproximada de los daños. Sobre posibles ayudas a las localidades más dañadas, como Lújar, Pérez ha dicho que el Gobierno estudiará los mecanismos oportunos, y teniendo en cuenta la situación, podría incluso acordar un paquete de medidas que englobara todas las provincias que estos días están sufriendo las consecuencias de los incendios.

El alcalde de Lújar, Mariano González, ha sostenido, en declaraciones a Europa Press, que este fin de semana la localidad hará un análisis más pormenorizado de los datos tanto medioambientales como en sus infraestructuras públicas y privadas, para lo que la Diputación de Granada ya le ha ofrecido su ayuda.

Tras ello, el Ayuntamiento prevé convocar la semana próxima un pleno extraordinario para solicitar la declaración de zona catastrófica, teniendo en cuenta que el 80 por ciento del término municipal de Lújar ha quedado calcinado, incluido un bosque de alcornoques de más de 500 años.

Por otra parte, los vecinos que han vuelto a sus casas van recuperando poco a poco la normalidad. El suministro de agua no se ha cortado, pero cuando regresaron se encontraron con que no tenían luz, por lo que la empresa suministradora habilitó un generador para todo el pueblo, que ahora tiene que "asimilar poco a poco" lo que ha sucedido, en una zona que aspiraba a convertirse en parque natural por su gran valor ecológico. "La pérdidas es enorme", ha lamentado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios