red.diariocritico.com

Se mantiene clima de agitación política

Mueren dos agentes de la policía turística en un ataque cerca de las Pirámides en Egipto

Mueren dos agentes de la policía turística en un ataque cerca de las Pirámides en Egipto

miércoles 03 de junio de 2015, 14:50h
Dos agentes de la policía de Turismo y Antigüedades murieron este miércoles después de que unos hombres armados a bordo de una motocicleta abrieran fuego en un puesto de control cercano a las pirámides de Giza, a las afueras de El Cairo.

El atentando ha tenido lugar a unos 30 metros de un puesto de control plantado en una carretera que conduce a la necrópolis de Giza, una de las principales atracciones turísticas de la tierra de los faraones.

Según el diario estatal Al Ahram, los atacantes han huido y las fuerzas de seguridad han iniciado la búsqueda de los sospechosos. Ningún grupo ha reivindicado hasta el momento la autoría. Las arremetidas contra la policía y el ejército se han multiplicado desde el golpe de Estado que en julio de 2013 desalojó del poder al islamista Mohamed Mursi, elegido presidente en las primeras elecciones democráticas de la historia del país árabe. La mayoría de los ataques se han registrado en la península del Sinaí, donde opera la sucursal egipcia del autodenominado Estado Islámico.

Unos 700 agentes han perdido la vida desde la asonada hasta el pasado diciembre, reveló esta semana un informe realizado por el Consejo Nacional de los Derechos Humanos. En el documento, la organización gubernamental cifra en 1.800 los civiles fallecidos en la brutal represión de las fuerzas de seguridad, entre ellos, 1.250 miembros de los Hermanos Musulmanes, que venció en todas las citas con las urnas hasta la intervención militar y fue declarado "grupo terrorista" sin aportar pruebas de su vinculación con los ataques.
Publicidad

El informe constata además la muerte de al menos 80 personas durante su confinamiento en comisarías y cárceles; la alarmante situación de unas prisiones saturadas y donde escasea la higiene y la asistencia sanitaria y el uso de la detención preventiva y sus sucesivas renovaciones como "castigo".

El ataque de este miércoles señala al turismo, una fuente de ingresos y divisas y un sector vital de la economía egipcia arrasado por cuatro años de agitación política. El presidente Abdelfatah al Sisi, que celebra estos días el primer aniversario de su controvertida llegada a palacio, ha intentado relanzar el turismo con escaso éxito. Unos 9,9 millones de turistas visitaron Egipto en 2014, ligeramente por encima de los 9,5 millones registrados el año anterior cuando tuvo lugar el golpe de Estado, según cifras del Gobierno.

Desde el derrocamiento de Mursi, el país ha asistido a la campaña de represión más feroz en décadas contra toda disidencia, islamista, liberal o izquierdista. El régimen egipcio ha clausurado, además, los medios de comunicación de la oposición; encarcelados a varias decenas de periodistas; establecido una draconiana ley que limita las protestas; estrechado la actuación de las ONGs locales; confiscado la amplia red de caridad de la agrupación y los bienes de sus dirigentes y ahogado cualquier libertad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios