red.diariocritico.com
PSOE y Toma la Palabra discrepan en el número de áreas municipales

PSOE y Toma la Palabra discrepan en el número de áreas municipales

Por Redacción/Agencias
martes 02 de junio de 2015, 18:15h
El concejal electo y candidato de Valladolid Toma la Palabra a la Alcaldía, Manuel Saravia, ha reconocido este martes que en la tercera reunión celebrada con el PSOE para trabajar en un posible acuerdo para el cambio en el Ayuntamiento se han percibido "discrepancias" en el número de áreas ya que la candidatura liderada por IU y Equo planteará como condición no incrementar las ocho actuales mientras que el PSOE no descarta la posibilidad de aumentarlas aunque siempre con una reducción del gasto.

Los cuatro ediles electos de la plataforma y los concejales del PSOE Óscar Puente, Ana Redondo y Pedro Herrero, así como el secretario provincial, Javier Izquierdo, han participado en la tercera reunión --segunda a dos bandas-- para trabajar en un posible acuerdo de gobierno para el mandato municipal que comenzará el próximo 13 de junio.

En el encuentro, los representantes de VTLP han comenzado por exponer las tres condiciones que acordaron plantear en el caso de que su censo apoye la entrada en un gobierno municipal con el PSOE. Manuel Saravia ha considerado que ha habido "sintonía" tanto en que los 107 puntos propuestos por la plataforma conformen la "base" del programa municipal, que el acuerdo se pueda revisar de forma anual, si bien en el aspecto de no aumentar el número de áreas municipales ha percibido "discrepancias".

Saravia ha recordado que el programa de VTLP llevaba la propuesta de dejar seis áreas municipales, aunque ahora ha apuntado a la posibilidad de mantener las ocho que considera qué existen actualmente y acordar su distribución. En cambio, el PSOE, según ha explicado la número 2 de la lista, Ana Redondo, no quiere hablar todavía de una cifra, por lo que no descartan un incremento de las mismas si resulta necesario para atender adecuadamente las necesidades de la ciudad.

En todo caso, ambos grupos han mostrado la coincidencia en que la estructura municipal que se acuerde deberá ser más austera que la actual, con un coste total de funcionamiento menor y en que lo prioritario son los contenidos de las áreas. Así, se han comprometido a discutirlo en la reunión que se fijado para el próximo jueves y que inicialmente no estaba prevista.

El planteamiento de Valladolid Toma la Palabra sería "integrar algunas áreas", como por ejemplo Educación con Cultura, aunque ha matizado que está por ver la distribución de la que ha ironizado que "sólo se sabe" que habrá una de Hacienda porque ayer lo dio por hecho el candidato socialista a la Alcaldía, Óscar Puente, así como el nombre de el edil electo Antonio Gato para dirigirla.

Por su parte, Ana Redondo ha subrayado que el objetivo será que las áreas municipales sean "eficientes y económicas" y que permitan dar satisfacción a las necesidades y exigencias de los ciudadanos, de modo que aunque el número de áreas será "el necesario" ha garantizado que "no habrá una superflua o innecesaria" y que se reducirán los gastos.

Así, ha apuntado que la actual estructura municipal "no parece la más operativa" y que cuando se "analice" la distribución se atribuirá a cada una "lo que corresponde, siempre con racionalidad y austeridad", por lo que ha mostrado sui confianza en que ambos grupos se pondrán de acuerdo. "La suma de la estructura va a ser menor, porque hay mucho gasto superfluo, muchos lujos que los ciudadanos no tienen", ha concluido.

En cuanto a los contenidos, Manuel Saravia ha apuntado que se ha trabajado este martes en un documento de síntesis entre las 107 medidas que presentó la plataforma el pasado viernes y las que planteó el PSOE, con lo que se han acotado unas 30 que serían las más urgentes y que incluso VTLP ha estimado en un coste de 4 millones de euros.

De hecho, Saravia ha hablado ya de la posibilidad de tener que realizar modificaciones de crédito para garantizar estas medidas e incluso frenar algunas de las actuaciones previstas en el Plan de inversiones sostenibles que preparaba el equipo de Gobierno en funciones con los fondos procedentes del remanente de tesorería. "Es más importante atender a las necesidades urgentes", ha recalcado.

En todo caso, se profundizará aún más en la reunión del próximo jueves para poder concretar un documento marco de "acuerdo programático".

Estas primeras medidas, en las que el PSOE ha asegurado que está "fundamentalmente de acuerdo", incluyen principalmente, según ha explicado Ana Redondo, el plan de emergencia social dirigido a atender las necesidades "más perentorias" de las familias, trabajar "inmediatamente en la apertura de comedores escolares en verano", un plan de ayudas para libros de texto de cara al próximo curso escolar o complementos para las becas de comedor.

También ha citado la concejal electa el "imprescindible" plan contra la pobreza energética, la anticipación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, y las primeras medidas derivadas del Plan de Empleo que llevaba el PSOE en su programa electoral.

Otra cuestión "básica" en la que según Redondo ha habido acuerdo es la transparencia, el buen gobierno y la participación, que ha garantizado que serán los "ejes" de la nueva etapa municipal.

En cuanto a los sueldos de los cargos públicos, sobre los cuales la candidatura Sí se Puede Valladolid apuntó ayer un máximo de 1.900 euros al mes para el alcalde y los ediles con responsabilidad de gobierno, Manuel Saravia no ha querido hablar de cifras más allá de la propuesta realizada por Toma la Palabra durante la campaña, que apuntaba una proporción de uno a cinco sobre el salario mínimo --45.000 euros al año--.

No obstante, ha apuntado que "habría que hablar" este aspecto, si bien ha advertido de que dedicarse a un cargo público tiene "ventajas e inconvenientes".

Vallsur

Por último, en las declaraciones a los medios de comunicación, el candidato de Toma la Palabra a la Alcaldía ha explicado la posición de su formación ante el proyecto de ampliación del centro comercial Vallsur ya apuntada ayer en la Asamblea celebrada y que apuesta por que "todo hay que hablarlo" pero con una clara oposición a "entrar en la guerra entre grandes superficies" que considera que existe con este establecimiento de la capital y Rio Shopping, situado en Arroyo de la Encomienda.

Saravia ha subrayado que desde Izquierda Unida y ahora Toma la Palabra ha señalado que "uno de los problemas del pequeño comercio es la desproporción inmensa de las grandes superficies", mientras que considera que "el pequeño comercio tiene casi todo el empleo del sector" y además deja "más beneficios" en la ciudad y su ausencia implicaría repercusiones urbanísticas en las calles del centro.

Tras recordar que las asociaciones sectoriales (Avadeco y Fecosva) "rechazan este tipo de actuaciones", ha considerado que el proyecto concreto de Vallsur presenta un planteamiento urbanístico "de aurora boreal" y responde a una "guerra intercentros" en la que el Ayuntamiento "no debería entrar".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios