red.diariocritico.com

Junta, Satse y Colegios firman un acuerdo para desarrollar la profesión enfermera y sus competencias

Sáez Aguado rechaza sancionar por mal uso de la sanidad pero cree que hay abrir el debate para un mejor uso

Sáez Aguado rechaza sancionar por mal uso de la sanidad pero cree que hay abrir el debate para un mejor uso

El consejero de Sanidad recuerda que se suspendieron el pasado año el 10% de consultas hospitalarias, unas 429.000 al año, y el 12% de los casos de urgencias deberían ir a Primaria

Por Redacción/Agencias
viernes 04 de abril de 2014, 16:32h
El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha rechazado medidas punitivas o sancionadoras contra los pacientes que hagan un mal uso del sistema sanitario, "salvo en casos muy excepcionales", y ha abogado por abrir el debate para un mejor uso.   

Sáez Aguado, tras la firma de un acuerdo con el Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería y el sindicato Satse para el desarrollo de la profesión, se ha expresado así en referencia a las declaraciones del presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, quien ha rechazado el copago sanitario pero ha abogado por multar a quienes hagan un mal uso de la sanidad o abuse de ella.   

A este respecto, el consejero considera que el debate de estas cuestiones es importante porque la utilización de recursos depende mucho de los ciudadanos y aunque el foco de esta cuestión se haya puesto en las urgencias, un mal uso sanitario afecta al conjunto de la organización sanitaria.   

Además, ha señalado que además la propuesta tiene otras dificultades, ya que no se trata de trasladar a los médicos y profesionales determinar quién debería tener una sanción o no y ha rechazado medidas punitivas o sancionadoras "salvo en casos muy excepcionales".

Consultas suspendidas   

En este marco, ha recordado que en Castilla y León a lo largo del pasado año se suspendieron 429.000 consultas de especialistas porque el paciente no acudió, lo que supone el diez por ciento del total, lo que es "más ilustrativo" que el uso de las urgencias para llamar al "uso racional" de la sanidad.   

Precisamente en urgencias, alrededor del 12 por ciento de atenciones a los pacientes --de unas 900.000 anuales--, según la clasificación que se realiza, debería atenderse en Primaria y no en el hospital.   

En una línea similar se ha expresado el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería, Alfredo Escaja, quien ha apostado por debatir esta cuestión, que considera que se ha hecho muy bien en plantear, aunque no esté de acuerdo con sancionar o medidas punitivas.   

Sin embargo, ha incidido en que la sociedad debería de tener conciencia de que la sostenibilidad del sistema no sólo depende de ajustes en los sueldos u horarios de profesionales y de la gestión por parte de la Administración, sino también del "uso racional" del sistema.   

Así, cree que "algo hay que hacer", pero al mismo tiempo considera que no puede recaer el trabajo sobre los profesionales para valoren la utilización de los servicios y ha insistido en el planteamiento de la concienciación.   

En este sentido, ha señalado que quizá sea una cuestión de educación y cree que la factura informativa para los pacientes podría ser positiva para que fueran conscientes del coste, pero también ha abogado por potenciar el triaje de los pacientes, entre otras medidas.

Acuerdo sobre enfermería

La Consejería de Sanidad, el Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Enfermería de Castilla y León y el sindicato de enfermería Satse han rubricado este viernes un acuerdo para desarrollar la profesión, que desempeñan 9.700 personas en la Comunidad, y sus competencias.   

El acuerdo, además de desarrollar el Compromiso por la Sanidad Pública firmado en Castilla y León en febrero de 2013, supone que la Comunidad sea la primera que desarrolla el pacto por la sanidad, la ordenación profesional y la gestión clínica por procesos en julio por el Ministerio de Sanidad, el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería y Satse.   

Así, con el objetivo de mejorar la calidad de las prestaciones sanitarias y de dotar de un nuevo carácter profesional a la Enfermería, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha firmado el acuerdo con el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja, y con la presidenta regional de Satse, Silvia Sáez, un acuerdo de colaboración en el que se marcan las líneas de trabajo para desarrollar distintos aspectos sustanciales de la profesión.   

El acuerdo aborda compromisos en torno a once líneas: especialidades de enfermería; historia clínica; necesidades de profesionales sanitarios; competencias avanzadas en enfermería; papel de la enfermería en Atención Primaria; papel de la enfermería en Atención Especializada; prescripción enfermera; gestión clínica; bioseguridad; registro de los profesionales sanitarios de Castilla y León e investigación enfermera.  
 Tanto el consejero como el presidente del Colegio y la presidenta de Satse han destacado la importancia del acuerdo firmado, tanto para la profesión como para la atención a los pacientes.   

En concreto, el acuerdo, en cuanto a las especialidades de enfermería, pretende avanzar en el reconocimiento y la consolidación de las mismas, para lo cual se realizarán los estudios necesarios que determinen las medidas a adoptar para la definición de dichos puestos y la forma de acceso a los mismos.

Mayor agilidad    
También se propondrá al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la agilización de los procedimientos de acceso excepcional al título de especialista y se promoverá la realización de un plan para implantar progresivamente los puestos de trabajo de enfermero especialista, comenzando por las especialidades ya existentes.   

El acuerdo permitirá un impulso decidido para la generalización de las competencias avanzadas en enfermería que ya se desarrollan en los centros de salud y unidades hospitalarias.   

Para ello, se pretende reforzar la figura del enfermero de Atención Primaria como gestor de los cuidados de los pacientes y se realizará una experiencia piloto con un sistema de triaje de enfermería que permita la evaluación inicial de los pacientes que soliciten una consulta en el centro de salud, de manera que se canalice la atención o la utilización de los recursos más adecuados.   

Además, se fomentará la atención domiciliaria con el fin de facilitar la dedicación de un mayor porcentaje de tiempo a la atención de los pacientes crónicos en su domicilio dentro de la programación efectiva del trabajo de los enfermeros, algo que el consejero ha señalado que tiene mucha relación con la atención a la cronicidad.   

En cuanto a la Atención Especializada, uno de los objetivos que marca este acuerdo es la revisión del papel de los enfermeros en las consultas hospitalarias y la implantación de nuevas consultas propias basadas en técnicas y procedimientos propios de la enfermería.

Gestión clínica   
Sobre gestión clínica, los Colegios de Enfermería y Satse establecen las líneas generales en las que se basarán estos nuevos modelos de gestión.   
 Entre las finalidades de este sistema se encuentra la de tratar de promover una organización que oriente la actividad hacia el proceso asistencial y a la atención integral de la salud del paciente, así como motivar a los enfermeros mediante su implicación en la gestión de los recursos.   

Este acuerdo contempla también garantizar el carácter público de las unidades y áreas de gestión y mantener sin cambios la actual vinculación de los profesionales.   

Otra de las líneas maestras de este documento es la de llevar a cabo proyectos de investigación por parte de los profesionales enfermeros en aquellas materias en las que se requiera un mayor desarrollo de sus competencias o una mayor actualización de sus conocimientos.   

Para ello, se facilitará la intensificación de los profesionales que dirijan proyectos de investigación relevantes de forma que, con la contratación de sustitutos, se pueda compatibilizar su jornada asistencial con las tareas de investigación. En una próxima convocatoria, ha señalado Sáez Aguado, se sacarán diez plazas, ocho para médicos y dos para enfermería.   

Finalmente, el acuerdo incluye diversas iniciativas en relación con las bioseguridad, la prescripción enfermera y el registro de profesionales.   

El consejero de Sanidad, tras la firma del acuerdo, ha destacado que la enfermería es una de las profesiones con mayor número de trabajadores de Castilla y León y de ahí la importancia del mismo para una profesión que ha hace décadas que ha alcanzado su autonomía y necesita un "desarrollo".   

Además, ha asegurado que la mayoría de las cuestiones que se recogen en el acuerdo tendrán un "efecto inmediato" en los pacientes y no se trata de un "compromiso genérico".   

Por su parte, Silvia Sáez ha destacado la importancia del acuerdo y al mismo tiempo ha pedido a la Junta que demande plazas en formación para algunas especialidades relevantes en la Comunidad como enfermería geriátrica.   

De la misma forma, ha remarcado algunos aspectos en los que es importante avanzar como reconocer que los profesionales puedan acceder a la historia clínica electrónica y solucionar los problemas de registro que hay actualmente o en las nuevas competencias de los profesionales.   

En la misma línea, Alfredo Escaja ha incidido en la necesidad de dar un "empujón" a cuestiones que ya estaban escritas en anteriores acuerdos y ha explicado que le hubiera gustado más concreción en lo que se refiere a los registros profesionales, materia en la que se está a la espera de lo que decida el Ministerio a nivel nacional.   

El acuerdo "será un empujón fundamental para el desarrollo de la profesión", ha insistido Escaja, quien ha señalado como objetivos una mejor atención y de más calidad a los pacientes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios