red.diariocritico.com

"Entre todos la mataron y ella sola se murió"

Herrera, sobre Garoña: 'Nuclenor no ha jugado con cartas limpias'

Herrera, sobre Garoña: "Nuclenor no ha jugado con cartas limpias"

El presidente de la Junta se muestra también dolido con la gestión del Ministerio de Industria por su "opacidad y falta de confianza" en el Ejecutivo autonómico 

Por Redacción/Agencias
domingo 07 de julio de 2013, 13:19h
El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha acusado a Nuclenor, propietaria de la central nuclear de Santa María de Garoña, de no haber jugado con "cartas limpias" en las negociaciones seguidas para la continuidad de la planta, de la que asegura que "entre todos la mataron y ella sola se murió", en alusión también al reproche que dirige al Ministerio de Industria por la gestión realizada al respecto.

Coincidiendo con el cese de la actividad firmada por el departamento de José Manuel Soria y cuando la Coordinadora Contra Garoña celebra una marcha contra la planta burgalesa, el líder autonómico, en una entrevista en Diario de Burgos, aprovecha para mostrar su esperanza sobre la posibilidad de que, a través de una nueva vía administrativa, las instalaciones sigan en activo pero, al mismo tiempo, censura el comportamiento de la empresa titular y del departamento de José Manuel Soria. 

Así, el dirigente del PP asegura que en su momento no entendió ni la decisión política del anterior Gobierno pero tampoco comprende a Nuclenor, a la que acusa de "no ha jugado con cartas limpias y leales", puesto que, como así recuerda, fue la primera en convertir Garoña y todo lo que engloba en moneda de cambio para presionar. 

"Si era rentable anteayer, no sé por qué no lo era hace un año", critica Herrera, que, en la misma línea, no tiene reparo en reconocer su descontento con la forma de actuar del Ministerio de Industria, "entre otras cosas por su opacidad y la falta de confianza en un Gobierno no sólo amigo sino sobre todo leal como el de Castilla y León". 

Pese a reconocer los esfuerzos ministeriales por reconducir la situación desde la legalidad y poder propiciar la prórroga, Herrera lamenta que de todo ello no haya tenido comunicación directa de dicho departamento en lo que califica como una "falta de comunicación tan apabullante como inexplicable".

"Cerrarla, un capricho" 

En cualquier caso, el líder autonómico castellanoleonés se muestra aún esperanzado de que las partes lleguen a una solución ya que, existiendo el elemento de seguridad garantizado, "cerrarla sería un capricho y se estaría ante un caso gravísimo de falta de responsabilidad empresarial y de fracaso político", en el primer caso "porque en la base de todo están unas decisiones empresariales erráticas que han utilizado el pretexto de Garoña en relación a otros enfrentamientos tan enojosos o a otros intereses ante el Gobierno de la nación". 

Aunque elude utilizar la palabra chantaje, Herrera sostiene que en la postura de Nuclenor no ha primado lo que tenía que haber sido prioritario, "la actividad y el empleo, por encima de cualquier otra controversia con el Gobierno", ante lo cual sigue calificando de "disparate" que ante la posibilidad de prolongar la vida útil de Garoña y mantener un millar de puestos de trabajo "se ponga en stand by", sin que nadie se haya parado a pensar en la incertidumbre en la que están sumidas las familias afectadas.

En su repaso a otros temas de actualidad, el líder del Ejecutivo autonómico no desaprovecha la ocasión de referirse a la complicada situación por la que atraviesa el sector de la minería, condicionada, según recuerda, por dos decisiones adoptadas europeas adoptadas en 2010, con el beneplácito del anterior Gobierno, y que suponen el fin de las ayudas públicas para que las térmicas consuman carbón autóctono y para que las empresas sigan produciendo. 

Al respecto, consideraría lógico que el actual Ejecutivo central no vea como una "ofensa territorial" o como un "Pepito Grillo" a la Junta por su defensa del sector, si bien expresa su malestar ante el hecho de que "ha habido áreas del Gobierno central en el último año y medio que no han tenido sensibilidad para verlo". 

"Ni felpudos ni alfombras rojas" 

Y en este punto es donde Herrera ha lamentado la "falta de valoración de las autonomías" y el importante papel que éstas juegan, a pesar de que para algunos se hayan convertido en sinónimo de molestia. "Yo, sencillamente, digo que esa falta de valoración me duele especialmente. No somos simplemente felpudos o alfombras rojas para que desembarquen ministros del Gobierno", advierte el presidente de la Junta, que recuerda que los muchos problemas existentes con los que conviven a diario alcalde y concejales que hacen la política de trinchera. 

"Si eso molesta, si eso es un incordio, que se aguanten, porque forma parte del sueldo que les pagamos todos los españoles. Nuestra obligación es decirlo pero con firmeza, y también en los despachos", sentencia. 

Otros asuntos espinosos como el 'caso Bárcenas' no impiden a Herrera alinearse con el partido, del que asegura que lo que ha de hacer es confiar en la Justicia y en lo que Mariano Rajoy ha transmitido en público y en privado, "que se trata de un enriquecimiento indecente, de una persona que efectivamente, durante muchos años, tuvo responsabilidades de gestión en el PP pero eso no tiene nada que ver con la contabilidad del partido", si bien reconoce que, a la vista de lo sucedido, no estuvieron "muy finos a la hora de confiar en este personaje". 

Finalmente, sobre su continuidad o decisión de no concurrir a las próximas elecciones autonómicas, Herrera recuerda que su contrato es hasta 2015 y expresa su deseo de cumplirlo, momento en el que llevará catorce años al frente de la Comunidad autonóma, a los que añade diez previos trabajando en el proyecto autonómico como secretario general de Hacienda y luego como portavoz del Grupo Popular en las Cortes. 

Sin pronunciarse con claridad, el político ve mimbres para su sucesión. "Esta sería una tierra maravillosa para celebrar unas primarias y, además, a nadie se le movería el flequillo", confiesa en voz alta, si bien reconoce que el PP tiene sus fórmulas y éstas son los comités electorales, que en unos casos proponen y en otros deciden y es una fórmula tan democrática como cualquier otra".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios