red.diariocritico.com

Centro Cimma, en León

Julia Otero ayuda con terapias integrales a llegar a la cima

Julia Otero ayuda con terapias integrales a llegar a la cima

Por Montse Serrador
domingo 12 de mayo de 2013, 16:36h
Julia Otero García aporta soluciones a algunos de los problemas de la sociedad actual, engordados por una crisis económica que hace mover los cimientos de las personalidades más sólidas. Bucea hasta las causas para superar la dificultad y busca en la prevención la mejor terapia. Todo en el Centro Cimma, en León.
Juliano es nueva en el mundo del emprendimiento sino, todo lo contrario. De hecho, se define como una emprendedora que si en algún momento ha dejado de serlo ha sido por decisión personal. Por eso, porque ha buscado siempre la forma de llegar a la cima, hace un año se embarcó en un nuevo proyecto para el que se estuvo preparando con un reconocido profesional, Isidro García, que importó a España técnicas muy novedosas.

Así, después de asentar bien los cimientos, nació Cimma, un centro de atención terapéutica, integral y multidisciplinar situado en la capital leonesa en el que "intentamos trabajar con las personas desde que se están formando hasta que son mayores", asegura Julia. Su amplia experiencia como emprendedora ha sido su mejor aval, ya que antes de emprender esta nueva etapa ya tuvo su propio despacho, en el que trabajaba con niños y adultos, y llegó a desempeñar su labor profesional en diversas asociaciones, en Cruz Roja y en un ayuntamiento.

Pero fue hace ahora un año cuando esta leonesa, que lleva 18 años en la psicología, emprendió una nueva aventura con la creación del Centro Cimma, un nuevo proyecto que veía la luz porque "ser emprendedor es una filosofía de vida, lo llevo en la sangre porque mi familia también lo es".

Julio Otero ofrece en su centro una nueva forma de entender la atención terapéutica, ya que, "pretendemos cubrir todas las necesidades y a todas las edades, desde que el bebé está en el vientre materno, creando talleres para embarazadas, a talleres para bebés, niños, jóvenes y mayores".

Esta joven psicóloga reconoce que son muchas las dificultades con las que se han tenido que enfrentar para poner en marcha el Centro Cimma pero todas ellas las ha podido ir superando gracias a la ilusión que aporta el sentir que se trabaja de forma muy novedosa " buscando siempre las causas y el motivo, dónde y porqué hay una dificultad". Se trata, asegura Julia, de indagar en las razones y, a partir de ahí, ayudar a las personas de forma individual o con talleres, buscamos siempre la funcionalidad de las personas para que, independientemente de la edad que tengan, que consigan los objetivos que se proponen.

En este primer año de Centro Cimma, según Julia, el balance ha sido positivo y si bien es cierto que hasta diciembre había más gastos que ingresos, ahora el balance se va equilibrando. Un balance que resulta positivo precisamente porque Julia Otero se ha sabido adaptar a la situación económica y social actual, a sus necesidades y a sus problemas.

Un parado que lo está pasando mal y necesita apoyo psicológico, un niño con dificultades de aprendizaje o absorbido por las nuevas tecnologías, o un adolescente desmotivado porque no ve un futuro claro son casos habituales en el Centro Cimma en los que Julia aplica sus tratamientos y terapias buscando siempre el origen y las causas de estos problemas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios