red.diariocritico.com

El Hurón

Pongamos que hablo de Madrid

jueves 08 de diciembre de 2011, 23:51h
Desde que me despegué del volante del coche he descubierto una nueva ciudad. Veo de otra manera y hasta me llaman la atención cosas y casas que durante muchos años pasaban desapercibidas para mí. Pero lo que sorprende es la proliferación de pequeños carteles en los portales de las casas. Hemos pasado del "vendo piso" al "vendo plaza de garaje", que ya gana por goleada en la cartelería urbana. Este detalle merece, sin embargo, una reflexión más profunda, porque estamos ante un fenómeno sociológico de envergadura, al que no es ajena la puñetera crisis. Muchos propietarios,  de manera muy especial jubilados y viudos/as, se han encontrado de repente con unos ingresos mermados y unos impuestos que no pueden soportar. La salida, pan para hoy y hambre para mañana, es la venta y alquiler de plazas de garaje, que actualmente se ofertan por todos los rincones. En fin, como cantaban Joaquín Sabina y Antonio Flores, "pongamos que hablo de Madrid". 
  
Otra cuestión es la oferta de locales comerciales. Entre los pequeños comerciantes que se han visto obligados a echar el cierre y las esquinas en que cajas y bancos han puesto el cartel de libres, como consecuencia de las fusiones, hay para dar y tomar. Es espectacular. La que sí parece haber tenido suerte, según me cuenta Gumer, es la que fue sede social de la parte leonesa de nuestra Caja en Madrid. Se trata del edificio de la calle Velázquez, esquina a Jorge Juan, que puede estar en vísperas de cambiar de propietario.

-El edificio, comenta el hurón, se tasó hace media docena de años en 15,3 millones de euros, aunque ahora los chicos de Evaristo del Canto aspiran a conseguir nada menos que 25. Es decir, un pelotazo en toda regla que no le vendrá nada mal a las flácidas arcas de la entidad que preside.

-¿Y el despacho  del gran jefe?

- Si la operación llega a buen fin, el presidentísimo sentará sus posaderas en el edificio de la calle Marqués de Villamagna, que a Caja Duero (versus Julio Fermoso), según dicen, le supusieron un desembolso de 100 millones de euros.

- ¿Nada menos?

-Inicialmente está tasado en setenta millones, pero el redondeo incluye las obras realizadas, que no han sido pocas. Ni baratas. Ahora, sin embargo, don Evaristo ha enviado allí a su decoreitor de compañía, que así le llaman por tierras leonesas, para preparar la planta noble al gusto de tan exigente inquilino. Y estas nuevas obras, antes de ser inauguradas las anteriores, estoy convencido de que costarán uno y la yema del otro.

-¿Y si no me creo esta historia que me has contado?

-Peor para ti. Puedes comprobar lo que quieras, que los hechos me darán la razón. Quizás y no tardando mucho, podrás darte cuenta de la fidelidad y entrega de este colaborador. Por cierto, ¿te has enterado ya de quién o quiénes fueron los padrinos de la ascensión a los cielos financieros del señor Del Canto?

- Tengo que preguntarle a Leire Pajín, porque puede tratarse de una conjunción de astros, alineados de tal manera que hagan posible lo que parece imposible.

Félix Lázaro. Periodista.

Nota de Gumer.-1.-Me pregunto cuál puede ser la repercusión  social del tijeretazo que preparan  Braulio Medel y E. del C. Ellos ya están afilando la herramienta que, si los sindicatos no lo impiden, incrementará en 1.800 el número de desempleados. ¡Ay Salamanca, qué sola te quedas!

2.-Ni un día sin el inefable Óscar, jefe del paritorio de ideas del PSCyL. Ahora se ve "obligado a intensificar el trabajo, ante la avalancha de denuncias ciudadanas". Corro al diccionario de la RAE y el galicismo avalancha (del francés avalanche) me remite a la palabra alud: "masa grande de una materia que se desprende por una vertiente, precipitándose por ella". Que tenga cuidado el aspirante a portavoz socialista en el Senado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios