red.diariocritico.com

Mamá yo quiero una raqueta

viernes 28 de octubre de 2011, 00:10h
Las cosas están fatal. Gumer me plantea abrir algún chiringuito que, al menos, nos dé dinero suficiente para invitar a los amigos a una copa. Después de una intensa tormenta de ideas (¿no dicen así los que no tienen ni puta idea?) hemos acordado que el futuro son las raquetas. El hurón lo tiene muy claro:

- Nadal y un ex alcalde (por dos caminos bien distintos) se lo llevan crudo.

-¿Y...?.

-Raquetas, hombre, raquetas.
  
Pues va a ser verdad, la raqueta es el futuro. Open va, open viene, dinerito a la buchaca. Lo de Rafa es muy duro, requiere mucho sacrificio, pero lo del Raquetas leonés es comodísimo. Basta con rodearse de unos buenos padrinos (José Luis y Evaristo, por ejemplo) y ya tenemos bautizo por todo lo alto.

-¿Tan fácil?, le pregunto al mustélido.

-Como la vida misma, responde. En cualquier caso son dos auténticos campeones. Uno es  profesional del deporte; el otro, un maestro de la política que, según Noel Clarasó, es el arte de obtener dinero de los ricos y votos de los pobres, con el fin de proteger a los unos de los otros. Jefe, te lo diré más claro: la gran diferencia es que Nadal le da a la pelota y Fernández se toca las pelotas. Más o menos.
  
Curioso paralelismo el que ofrece el buen Gumer. Al ex alcalde de León le ha salido un biógrafo fuera de serie. Por favor, no se pierdan la columna de mi admirado vecino Fernando Aller. Si de verdad fuera cierto el refrán que dice "dime con quién andas y te diré quién eres", apañaditos estaban algunos presidentes.

Otra diferencia es que al de Mallorca le aplauden en todo el mundo, mientras que al de León solo algunos pelotudos que no alcanzan a mirar por encima del logotipo de su partido. Menos mal que hay gente digna, como el delegado del Gobierno, Miguel Alejo,  el secretario provincial de los socialistas vallisoletanos, Óscar Puente, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez. Ellos  han dicho lo que piensan, que es lo mismo que opina la mayoría, calificando de "disparate" e "indecente" la actitud de su compañero de filas. Del papelón del otro Óscar (López para más señas), mejor no hablar. Lo que habría echado por la boca, Dios mío, si se tratara del partido de la competencia.
  
Lo más gracioso de esta historia es que el tal Fernández dice que nunca ha estado en política por dinero y que de salir elegido el 20 N renunciará a su sueldo como diputado y a la dedicación exclusiva en el ayuntamiento leonés. ¿Por qué, si lo que se discute es su generosa prejubilación en una caja de cuyo nombre no quiero acordarme? Éste sí que es un match ball y no los que arrea Nadal.
  
Félix Lázaro. Periodista.
 
Nota de Gumer.- Un amigo ortopédico me dice que está más tieso que los bolsillos de Herrera. Al hombre no le llega la camisa al cuello porque La Junta paga tarde mal y arrastro. ¡Cómo para pedirle un préstamo al presidente!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios