red.diariocritico.com

El Hurón

Maestro (Quijano) y alumno (Zapatero)

jueves 20 de octubre de 2011, 23:28h
En la ruleta de la política, Jesús Quijano no ha tenido mucha suerte. O sí, depende, porque tal vez él tampoco quiso subir a los cielos de los dioses de la cosa pública. Merecer, se merecía el pleno, pero la bolita no quiso entrar donde debiera. Chuchi, como cariñosamente le llaman sus amigos, es un tipo entrañable, capaz de dar una clase magistral, como catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Valladolid, o de entonar un bolero si se encuentra a gusto en compañía de unos amigos. Es la grandeza de un hombre normal, que sabe ir por la vida con elegancia, sin ruidos, con bonhomía. Un político del que muchos políticos tendrían que aprender. Ahora, silenciosamente también, dice que se va. Ni tiene edad para la jubilación, ni nadie que le pueda hacer sombra, pero prefiere apartarse y dejar paso a otros que mucho tendrán que aprender para que no le tengamos que echar de menos. Difícil lo tienen. Si Ángel Villalba, político de "vía estrecha" ,no supo qué hacer con la herencia que recibió de Quijano, como secretario general de los socialistas de Castilla y León, qué decir del rompetechos Óscar López, al que le gustan el ruido y la imagen más que a mi nieto un paquete de golosinas.
  
Chuchi, durante muchos años, fue el jefe de Rodríguez Zapatero. ¿Cuánto valdrían sus memorias, si se decidiera a coger la pluma? ¿Cuántos secretos esconde? Pero, por suerte para el todavía presidente, no hay problema. La discreción de Quijano, del que nunca he escuchado una palabra en su contra, ni siquiera en boca de sus adversarios, no tiene límites. Qué distintos profesor y alumno. Al de León, tan preocupado por sus alianzas de civilizaciones y sus memorias históricas, la verdad es que no se le pegó nada. Mi vecino y amigo Fernando Aller desvela en exclusiva, en otra columna de este rincón, el  "gran sueño de Zapatero". Se lo dijo a él (léanlo, por favor): "Acabar con ETA, porque es el asunto más importante para el Gobierno. Supone pasar a la historia, todo lo demás funciona por si mismo".  Esta es su gran verdad y sus consecuencias están a la vista. La sensatez y prudencia del palentino de Guardo, evidentemente, no calaron en el ambicioso leonés, que ayer tarde (jueves) entró definitivamente en la historia.
  
Quijano se va con la cabeza bien alta y con la pena negra de "no haber podido recortar distancias con el PP". Es frustrante, dice, sin embargo sus relaciones con el presidente Herrera le han dejado "un buen nivel de amistad". Y así, con la cabeza bien alta, de puntillas, Jesús Quijano se volcará con sus alumnos a los que podrá enseñar lo que está en los libros y mucho más. Por ejemplo, las entretelas de la vida pública.

Félix Lázaro. Periodista.

Notas de Gumer. 1.-Al fin, libre. Cualquier día me independizo, aviso (acepto ofertas).Mi jefe, cada día que pasa es más abuelo cebolletas. Ha desplegado el botafumeiro y el tal Quijano, que no digo que sea mala persona, huele a incienso que apesta.

2.-Que nuestra clase política es manifiestamente mejorable, no hay quien lo dude. Para ello echo mano de productos que están de moda: Veneno se serpiente (para León de la Riva), baba de caracol (para Óscar López), cartílago de tiburón (para José Antonio de Santiago). Que no se moleste nadie, por favor, se trata de productos relacionados con la belleza, aunque algún maligno piense lo contrario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios