red.diariocritico.com
El escándalo de los pactos y otros engaños

El escándalo de los pactos y otros engaños

No me extraña nada que los ciudadanos consideren a los políticos como uno de los principales problemas que tiene España y su valoración caiga  en picado a velocidades alarmantes. Y no me extraña nada porque el espectáculo que han dado estos días para cerrar los pactos para la configuración de Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos y Comunidades Autónomas es en la mayoría de los casos – por no decir en todos- verdaderamente bochornoso. Visto en términos políticos, ya se sabe que cuando no hay mayorías es necesario alcanzar acuerdos para poder conformarlas y a veces, en casos extremos, sacrificar los intereses partidistas en aras del interés general, como suelen alegar nuestros dirigentes. Pero hay cosas incomprensibles y muy difíciles de digerir para los electores de los partidos tanto de la llamada ‘izquierda’ como de la denominada ‘derecha’. Aunque, ¿dónde está ya la diferencia entre las dos orillas?, me pregunto.  ¿Quién podría imaginarse que en Asturias el PSOE iba a apoyar a un candidato del PP para que presidiera el Parlamento mientras dejaba fuera a IU en el reparto de cargos, gesto que ha sido interpretado como ‘vendetta’ de los socialistas contra la coalición por haber facilitado en varios Ayuntamientos gobiernos de ‘derecha’?. ¿Y como se le explica a un campesino asturiano que decidió votar al FAC de Cascos que el ex dirigente del PP no tendría empacho en utilizar su voto según su conveniencia? ¿Y quien en sus cabales podría haber vaticinado que en Extremadura los dirigentes de IU iban a  sublevarse contra la dirección federal y  prefirieran dejar gobernar al candidato del PP, José Antonio Monago, antes que dar su apoyo al socialista Guillermo Fernández Vara?. Aunque este fin de semana al final decidan lo contrario, el espectáculo de mercadeo que han dado unos y otros ofreciendo cargos y no sé sabe qué más a los tres diputados de IU a cambio de sus votos ha sido penoso.  ¿Y en Canarias? Ver el chalaneo que se ha traído Coalición Canaria (CC) cerrando pactos tanto con el  PP como con el PSOE aquí o allá por pura conveniencia sin el menor pudor, debería hacer sonrojar a sus todos sus dirigentes. ¿Y lo del PNV con Bildu en el País Vasco?. Sin entrar en si el Constitucional se equivocó o no en legalizarlos– que es otro debate- el hecho de que a la primera los nacionalistas vascos les faciliten el paso a las instituciones ha sido realmente indignante. Y más después de ver la chulería que han vuelto a desplegar los abertzales, intimidando a otros ediles electos y demostrando que no están en absolutos ‘preparados’ – ¡qué sarcasmo!- para adaptarse a las mínimas reglas democráticas. Así pagan la generosidad con la que se les ha tratado.   Muchos ciudadanos de los que al final el 22 de mayo decidieron acudir a votar se preguntarán, ¿Por qué no son sinceros y nos dicen antes que están dispuestos a cerrar pactos hasta con el diablo, si eso sirve para 'pillar' algún cargo? ¿Por qué me ha ocurrido de nuevo esto? ¿Por qué nos siguen engañando como a niños?  ¿Por qué he sido tan ingenuo?.¿Por qué no entienden lo que les estamos pidiendo?…. En fin, que vuelvo al inicio de mi reflexión. No me extraña que los ciudadanos estén – estemos-  indignados. Los políticos deberían salir de su burbuja y darse cuenta de ello. Porque esto va muy en serio. Eso si, sin violencia, por favor. Porque las ideas jamás deben defenderse a palos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios