red.diariocritico.com
En la esquina montevideana: Un amargo para Francisco

En la esquina montevideana: Un amargo para Francisco

miércoles 27 de marzo de 2013, 21:12h
Los muchachos de la barra de la esquina del "Rover" están sorprendidos porque no esperaban que los viejos cardenales católicos eligiesen como Papa a un vecino nuestro de la orilla de enfrente. El nuevo jefe espiritual de 1200 millones de fieles es rioplatense como el tango y además un hijo de los "tanos" que vinieron al Río de la Plata buscando un espacio solidario donde construir un nido al abrigo de las continuas tempestades europeas.

 

Pocho: Me quedé bastante descolocado cuando anunciaron que el nuevo Papa era el obispo argentino Jorge Mario Bergoglio. Pensaba que eligirían al obispo de Milán para seguir en la linea conservadora marcada por los dos últimos Papas. Estoy contento, el simple hecho de que un sudamericano ocupe la "Silla del Pescador" después de 265 europeos es un signo muy positivo para el inicio de un acercamiento de la iglesia al pueblo.

 

Claudio: Es realmente una grata sorpresa que me llenó de alegría y esperanza. Siendo el único de la barra que se educó en colegio católico ---acá arriba nomás a tres cuadras en el "Misericordista"--- me toca aportar alguna reflexión al tema eclesial. Además el Papa Francisco es casi paisano mío ya que coincide en un mismo origen familiar. Es un "tano" como yo, es decir, un hijo de la emigración. Mi madre Clelia Silvestrin y mi padre Ernesto Luchesse nacieron en Pordenone en el norte en territorio véneto. Si resulta que su familia es de  por allí  entonces voy a hacer pinta diciendo que sus abuelos eran vecinos de los míos. Algo en lo que me quiero detener  es en señalar que el Papa no desciende de ninguna etnia aborigen, ojo, eso si que sería  revolucionario. Es un heredero del esfuerzo emigrante que moldeó la vida urbana y construyó la clase media rioplatense. Es un auténtico representante nuestro en el Vaticano porque lleva consigo el olorcito a ravioles frescos de los barrios de Buenos Aires y Montevideo.

 

Don José: Tengo que reconocer que me encantó ver que el humito blanco de la pequeña chimenea portátil de la Capilla Sixtina salía entreverado con unos tonos celestes de la bandera argentina. Ustedes me conocen, saben que estoy lejos de cualquier idea o movimiento religioso que degenera en su loable función no lucrativa para convertirse en negocio. Al lado del sectario Scola, miembro de la peligrosa congregación "Comunión y Libertad", el nuevo Pontíice Francisco es de lo más esperanzador. Estoy pensando en lo que nos indica Claudio sobre el origen "tano ". Opino que es más importante de lo que a simple vista parece. Cierto es que Francisco no viene de la América india, negra o mestiza. Es el fruto de una comunidad trasplantada [según la terminología del gran Darcy Ribeiro] a un lugar del sur en el que los emigrantes reviven y reconstruyen sus pautas culturales. Bueno, a mi modo de ver es así ---en parte--- pero el modelo sociológico necesita de alguna corrección porque los "tanos rioplatenses" no son actualmente impolutos nietos de Bari, Génova, Nápoles o Turín. La sangre de los abuelos del norte se acercó al candombe, al mate y al tango.

 

Pocho: Reconozco mi ignorancia. No tengo la menor idea sobre las luchas de poder en el Vaticano pero confío en que el nuevo Papa mantenga el orden interno y tenga bien controladitos a los que manejan los hilos administrativos de una enorme y poderosa entidad religiosa. Soy pesimista sobre el acercamiento a los pobres porque la famosa Curia romana frenará todo aquello que les suene a tema evángelico. Los pobres serán más pobres y la verdad... que el Papa se baile un tango de vez en cuando no arreglará el problema. No me entiendan mal: el Papa es un tipo "canchero" pero con eso no es suficiente. ¿Será capaz de escapar de la cuerda con la que buscarán atarlo cortito? Escuchemos a Claudio que es el que sabe; yo estoy chamuyando un poco al pedo.

 

Claudio: Bueno...no es para tanto. Que haya cursado primaria y secundaria en el "Colegio y Liceo Misericordista" no me convierte en experto vaticanista. Le estoy agradecido a los "Hermanos de Nuestra Señora de la Misericordia", orden fundada en Bélgica por el padre Víctor Scheppers en 1839 con la finalidad de ayudar a los presos, por su buena guía sin querer meterme dogmatismos en la cabeza más allá de cumplir con el consejo del Padre Fundador: "A Dios el honor; el trabajo para mi; el provecho para el prójimo". No tenía vocación religiosa y los hermanos me apoyaron cuando vieron que lo mío eran los cables de cobre para bobinar motores eléctricos. El director era italiano y muy cordial. Venía por la casa familiar de la calle Lancaster cada tanto tiempo a almorzar con nosotros. Nos contaba simpáticas anécdotas de Juan XXIII a quien había conocía personalmente. Todavía me acuerdo de alguna. En aquellas comidas fue donde me largué a hablar italiano. Tenemos un Papa argentino que es casi como decir que es uruguayo. Comparte nuestra misma visión del mundo, más o menos. Aunque pienso que si hubiese nacido en el Cerrito de la Victoria todavía sería más piola al llevar en su corazón el sentimiento aurinegro como todos nosotros y ya se sabe que ser carbonero es sinómico de ser parte activa del noble pueblo oriental.

 

Don José: Ustedes saben que llovieron críticas al nuevo Papa por su pasado nada activo en la defensa de los derechos humanos durante la dictadura. Bien...a mi me tranquiliza que Pérez Esquivel diga que Bergoglio no fue cómplice de las atrocidades cometidas por los milicos. Acá tengo un artículo que publicó en "Diariocrítico de Argentina", les leo un cachito: Celebramos el nombramiento del primer Papa latinoamericano en la historia de la Iglesia Católica y su elección del esperanzador nombre Francisco para llevar adelante su período papal. Esperamos que tenga el coraje para defender los derechos de lospueblos frente a los poderosos, sin repetir los graves arrores, y también pecados, que tuvo la Iglesia. No considero que Jorge Bergoglio haya sido cómplice de la dictadura, pero creo que le faltó coraje para acompañar nuestra lucha por los derechos humanos en los momentos más difíciles". Dicho esto quiero destacar su condición de jesuíta lo que para mi es una garantía de seriedad y sabiduría. Los jesuítas son los más cultos de la Iglesia Católica y sus teólogos no se pierden por la quinta de las albahacas con bizantinas discusiones sobre el espíritu santo o santo espíritu. Creo que Francisco tendrá siempre presente las sensatas recomendaciones del obispo Angellelli cuando decía que "debemos de tener un oído en el Evangelio y otro en el pueblo, para saber qué nos dice Dios".

 

Pocho: Tengo acá una nota que me mandaron por correo eléctronico del Suplemento de Humor de la revista satírica argentina "Catrasca" que se se titula ¿Quién los va a aguantar ahora? El autor, Arturo Yépez, nos hace reír al hablar de la "modestia" que caracteriza a los argentinos que siempre afirmaron convencidos que "Dios es argentino". Dice que la iglesia se ve forzada a recortar por la crisis global y "en sustitución de los opulentos y tradicionales órganos cada templo contará ahora con un bandoneón" y sigue con su visión humorística del Papa comentando "que ya era hora que el Papado se "empapara" de sabor criollo. La Iglesia, tan vetustas y conservadora no puede sino renovarse positivamente con los vientos frescos del "pampero" y unas "quebradas", "sentadas" y "ochos" de mi flor". Es muy gracioso... escuchen: "En la confesión en vez de padre nuestros y ave marías, se les pedirá a los pecadores que canten uno o más Cambalache o El día que me quieras. La nota está muy bien porque nos está diciendo en chiste lo que realmente está pasando. El nuevo Papa es diferente. Es dueño  de un muy saludable sentido del humor que alegrará las expresiones acartonadas del grupo de anquilosados sacerdotes vaticanos que creen tener línea directa con Dios.

 

Claudio: A lo mejor la clave está en lo que dice Pocho, es decir, en el humor que ya sabemos que es la cosa más seria del mundo. Francisco  cuenta un chiste y los obispos ríen pero después los pone firmes en el cumplimiento recto de los preceptos de las sagradas escrituras. Creo se acabaron las jodas jerárquicas ocultadoras de comportamientos impropios que debieron ser censurados inmediatamente y no al cabo de 30 años cuando los indignos ya eran unos viejitos chochos. El laburo es enorme pero la fe y el tesón de los jesuítas mueve montañas. Estoy convencido de que Francisco volverá a hacer del Vaticano un centro espiritual. Ahora mismo es algo así como un centro de finanzas internacional en el que se comercializan bonos y acciones que no cotizan en la Bolsa Celestial. No están los tiempos para dejar que las sectas invasoras de los malandras de "Dios es Amor" le laven el cerebro a los más humildes para que se conviertan en fieles esclavos o autómatas que entregan dinero a cambio de salvación. Nuestros diputados y senadores tendrían que legislar sobre la materia y prohibir el afane de organizaciones criminales que se camuflan detrás de algo llamado religión. No estoy diciendo que se recorte la libertad de cultos; lo que estoy diciendo es que se impute penalmente a los estafadores que están robando a miles de ciudadanos de buen corazón que solamente buscan consuelo para sus pesares.

 

Don José: Tenés razón estimado Claudio, el tema de los mafiosos falsos predicadores que inundan el centro de Montevideo con sus mentiras interesadas habría que limitarlo. Así vamos mal porque nos están robando unos jodedores que cometen varios delitos como ser el de falso testimonio, corrupción de conciencias, manipulación, difamación y suplantación de personalidad. Un culto o religión tiene una fe o filosofía y unos estatutos o libros fundacionales en los que se basa. Una religión no es una asociación mercantil. Acá, viene un chorro brasilero y va a la Impositiva. Se inscribe como "Iglesia del Amor" y ya está autorizado para contar cuentos y recoger limosnas. Hay que poner freno a las sectas pero también es necesario que en Roma promuevan un cristianismo de proximidad. Si todas las parroquias católicas del mundo se implicasen en la ayuda social de los vecinos tendríamos un fuerte escudo protector contra los manejos de los pastores blanqueadores de dinero. Le arrebatan los pesos con sus sucias manos a crédulos e ingenuos ciudadanos. Espero que Francisco actúe con firmeza y que manifieste en todas sus homilías que el camino del cielo es más agradable para los que acumulan muchos bienes espirituales. Les propongo, muchachos, escribirle al Vaticano para invitarlo ---cuando venga a Montevideo--- a un mate amargo en nuestra esquina del "Rover". Supongo no tendrá tiempo para sentarse con nosotros a morfarse una "pizza a caballo" pero al quedarle de mano para el Santuario del Cerrito espero le podamos al menos cebar un mate con yerba "Canarias". ¿Están de acuerdo?

 

 

Manuel Suárez Suárez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.