red.diariocritico.com
Las cartas del abuelo Pascasio: una visita a la Casa de Galicia de Montevideo

Las cartas del abuelo Pascasio: una visita a la Casa de Galicia de Montevideo

lunes 17 de diciembre de 2012, 14:19h
Muy querida nieta Cristina:

    En la última sesión de la "Comisión de Seguimiento" de la intervención judicial del  Centro Gallego de Buenos Aires se aprobó una propuesta que me parece sumamente positiva para infundirle ánimo a los actuales directivos que en estos momentos están abatidos. Creo que ayuda mucho ---así lo viví yo, allá abajo--- el recibir pequeños apoyos sentimentales cuando estás en medio de un bache. Nunca se olvida la ayuda solidaria porque es el mejor medicamento contra el bajoneo anímico. Ahora mismo, los dirigentes del Centro Gallego se consideran unos fracasados al no poder mantener la institución a flote.

    La propuesta es sencilla: acercarse a Montevideo para visitar la Casa de Galicia. La idea es del amigo pontevedrés Segundo Pampillón Rodríguez, un grandísimo dinamizador cultural que además se encargaba de las relaciones con los galleguistas del Uruguay. En 1936 era alcalde de Mos, su municipio natal. Se salvó por los pelos de que lo fusilasen las hordas franquistas. En nuestro Centro Gallego organizó las grandes galas en el Teatro Colón y difundió el labor cultural de la entidad en la radio. También tiene el mérito de animar e impulsar a la nieta Graciela Pereira como intérprete de nuestras canciones populares. 

    Lo primero que dijo Pampillón ---siempre humilde--- fue que la idea no es suya, simplemente es un intermediario del grupo galaico-montevideano que está sufriendo al unísono con nosotros al ver que el Centro Gallego se hunde. Lo vinieron a ver para pedirle que proponga un viaje a Montevideo para reunirse con los directivos de la Casa de Galicia. Se alegró mucho al recibir los abrazos fraternales de Jesús Canabal, Manuel Meilán, Antón Crestar y Marcelino Martínez. Estuvieron mateando y recordando con alegría los viejos tiempos de hermandad gallega en el Río de la Plata cuando la Casa de Galicia organizaba el desfile del Día de Galicia y Santiago Apóstol por la avenida 18 de Julio.
   
    Mirá, Cristina, acá en el Centro Gallego pasó algo que nadie quiere reconocer. El bueno de Pampillón lo intenta justificar mediante la negativa presencia de una autosuficiente expresión de guaranguería de algunos porteños que siguen instalados en un país que no existe. Te voy a repetir exactamente lo que dijo: "Si somos de la misma tierra que nuestros vecinos del otro lado del Plata y si emigramos por las mismas razones, entonces, habrá que pensar seriamente en la presencia de algo pernicioso en Buenos Aires. Quizás lo que nos afectó sea la mayor abundancia del defecto de querer aparentar lo que uno no es o no tiene. Es aquello del viejo refrán de "dime de que presumes y te diré de que careces". Bueno, a lo mejor estoy hablando pavadas pero es innegable que nuestro amado Centro Gallego está al borde de la desaparición y la Casa de Galicia de Montevideo camina con paso firme hacia el futuro".

    Pampillón no es hombre de improvisaciones, así es que leyó el texto-propuesta con el programa de actividades a desarrollar en Montevideo por la delegación galaico-argentina. Lo divide en cuatro apartados: a) Desayuno con el presidente Ramos [Lugar: Expreso Pocitos] Se trata del primer contacto informal para delante de un buen cafecito brasileño conocer al emigrante de Arzúa que comanda el equipo de dinámicos directivos que lucha con entusiasmo para mantener el prestigio de la Casa de Galicia; b) Recepción en la Sede Central [Lugar: Av. 18 de Julio] La Junta Directiva recibe a la delegación con unas palabras de bienvenida del presidente. Se informa sobre los problemas que fueron superando y las decisiones tomadas para salir de los números rojos; c) Visita al Sanatorio Social [Lugar: Av. Millán] El director del hospital los acompaña en su recorrido por las instalaciones al tiempo que les va comentando sobre los servicios que ofrecen y los pacientes que atienden.


    Esperamos que cuando vuelvan para Buenos Aires ---sentados en las cómodas butacas del "Buquebus"--- tome la palabra doña Marta para expresar que regresan fortalecidos por el apoyo de los hermanos montevideanos que los animan para aplicarse con pasión al objetivo de recuperar el Centro Gallego. La señora Donsión Vila aclara que no quiere volver a la presidencia para terminar el mandato. Dice que no corresponde después de lo que pasó. Afirma convencida que debe volver para convocar elecciones. Así debe ser ya que después de la intervención se abre un panorama de futuro que requiere del aporte innovador de nuevos compañeros elegidos en las urnas. Pide a todos que unan sus voces y griten fuerte: "Yes, We Can!".

    Me despido. Espero nieta mía que no te aburran mis historias gallegas pero son mi vida y también algo de la tuya al ser heredera de la sangre fonsagradina del abuelo. Recibí un abrazo cariñoso y mis deseos de mucha salud para todos los días del año 2013.

                            Pascasio Fernández Gómez

                           
   

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.