red.diariocritico.com
Las cartas del abuelo Pascasio X

Las cartas del abuelo Pascasio X

lunes 17 de septiembre de 2012, 13:23h
Muy querida nieta Cristina:
       
    Te tengo que contar que en la última reunión de la agrupación "Cristina da Fonsagrada" participó como invitado especial el gran Suárez Picallo. No te acordarás ---eras una nena cuando murió en Buenos Aires--- de sus cultas notas en "La Prensa" y en "La Nación". El bueno de Ramón era de Sada y se hizo famoso entre otras cosas por su elocuente oratoria. Fue elegido diputado en las Cortes españolas de la Segunda República. Nuestro amigo nos sorprendió. No habló de su lucha política y nos asombró durante una hora y media con sus sólidos conocimientos. Sus palabras fueron dirigidas a manifestar su más incondicional adhesión a la campaña que estás promoviendo para que se consuma más pescado en la Argentina.

    Nos dejó descolocados cuando dice que va a comenzar leyendo un cachito de un texto que publicó en el diario chileno "La Hora" el 14 de enero de 1947. Por favor, escuchá con atención: Chile tiene que descubrir su mar, amarlo, quererlo y cultivarlo, como una de sus más ricas fuentes de riqueza. A continuación nos pidió sustituir "Chile" por "Argentina" para luego exponer que conoció a tres familias gallegas de Fisterra [Canosa, Ínsua y Traba] a las que se debe de agradecer su labor pionero en los labores pesqueros en el patagónico Puerto de San Julián. La verdad es que aprendimos muchísimo ya que explicó los múltiples aspectos que tiene la alimentación humana según la cultura, geografía y religión. Nos hizo reparar en el aspecto antropológico de los pueblos pescadores y de los comedores de carne. Para ampliar nos recomendó la lectura de varias obras de Marvin Harris.

    Al terminar lo aplaudimos como locos. Se acercó a mi y me pidió que te escriba para felicitarte por ponerte al frente de la campaña para consumir más pescado. Cree que al ser nieta mía estás legitimada para mejorar la dieta de los argentinos con las proteínas del pescado. No le dije que a mi lo que más me gustaba era aquel sabroso asado de tira que preparaba los domingos en la churrasquera del fondo. Bueno, a lo que ibamos. Quiere que invités a una emigrante gallega que hace las mejores empanadas de merluza de Buenos Aires. Se refiere a Lola Rial  [Cumeiro-Vila de Cruces] que es flor de canchera. Doña Lola anda siempre con una sonrisa y tiene una chispa bárbara. Ramón prefiere que te acerqués a su casa porque así la probás recién sacada del horno pero entiende que por razones de seguridad, no puede ser.

    Cuando la llamen de la secretaría se me ocurre sugerirte que le digan que la presidenta la invita a merendar pero con una condición: el morfe lo pone doña Lola y tiene que ser una empanada de pescado. Nuestra gallega se reirá mucho al recibir la llamada y se quedará pensando quien fue el lorito o lorita que le fue con el cuento a la presidenta de que sus empanadas son sabrosas. Se sentirá honrada pero también nerviosa pensando en que no le falle el horno. Te interesará escuchar sus recuerdos juveniles en Buenos Aires y su casamiento con el bueno de Fernández que era del sur de mi provincia. Te aseguro, Cristina, que con Lola en algún programa de televisión aumentamos rápidamente el consumo de pescado al mismo tiempo que le hacemos un lugarcito a nuestras empanadas en la dieta de los argentinos.

   
    Bueno, me despido, no sin antes agradecerte el tiempo que me dedicás. Me enteré de que  allá abajo andan caceroleando. Hay gente descontenta con tu gestión pero en mi tierra las ollas siempre fueron un símbolo de unión familiar, algo interior al hogar, no un artilugio para hacer ruido en el exterior. Cada uno se preparaba su caldito a su manera y no paseaba la cacerola por la aldea. Dicen que los tiempos cambian pero visto desde acá; no lo parece. Se vuelve siempre sobre los mismos errores. Te critican a vos en vez de criticar el programa político que se está llevando a cabo. Entiendo que es más fácil criticarte que pararse a leer sobre el aumento del poder adquisitivo de los argentinos al compás del incremento del Producto Bruto Interior. ¿Lo qué, loco?.

    Recibí un abrazo lleno de cariño del viejo gallego que no te olvida.

                                Pascasio Fernández Gómez
   

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.