red.diariocritico.com
 El abuelo Fidel Castro es un garronero

El abuelo Fidel Castro es un garronero

jueves 22 de marzo de 2012, 19:09h
La barra del "Rover" anda dándole vueltas a las declaraciones de Galeano sobre el régimen cubano. En la esquina hay coincidencia unánime con el autor de "Las venas abiertas de América Latina" en que hablar hoy de un partido político único es un atraso total. El hecho de perseguir a ciudadanos por ideas es intolerable e injustificable.

--- Don José: Ustedes saben bien, queridos muchachos, que yo tengo unos añitos más que don Eduardo por eso me acuerdo de cuando escribía en   "Época". En aquellos tiempos firmaba Gius que es la pronunciación de su apellido paterno inglés. Creo que se ganó ya hace tiempo el Nóbel de Literatura, en serio, su contribución ética nos abrió los ojos y el corazón a través de sus ensayos y relatos. Me siento totalmente identificado con sus manifestaciones porque soy también un decepcionado que apoyó aquellos ilusionados jóvenes que bajaron de la Sierra Maestra.

--- Flaco: Bueno, don José, a lo mejor ahora nos estamos pasando un poco con la crítica a la revolución cubana. Lo digo porque pasaron muchas cosas en le mundo después de la llegada al poder de Fidel Castro. Habrá que reconocerle algún mérito o que el país mejoró. Por lo que dicen tienen un buen sistema de salud y eliminaron el analfabetismo. Sin olvidar que Cuba sigue medio bloqueada en su comercio internacional.

--- Pocho: A mi me parece que se están avivando. El gobierno que ahora preside Raúl anunció medidas aperturistas como la posibilidad de realizar actividades comerciales de carácter privado. Se podrá comprar y vender viviendas entre cubanos y también explotar un taxi. Creo asistimos a un cambio en el cerrado bocho de los hermanos Castro. A lo mejor es tarde para unas reformas que evidentemente son muy tímidas. El tema de los derechos humanos no se toca y así la isla seguirá replegada sobre su propia ineficacia.

--- Tito: Lo que nos quiere trasmitir don José y el gran Galeano es su desilusión por el fracaso de un movimiento político que era el portador de una luz solidaria para iluminar el camino de la justicia social. Hay que ser muy boludo para no entender las sanas reflexiones de Galeano sobre "que los partidos únicos niegan la diversidad" o que "cuando el Estado es el dueño de todo y hace todo, a la larga o la corta todo lo hace mal". Nos trasmite que ciertos aspectos positivos del comunismo cubano no pueden tapar la falta de respeto a los derechos humanos.

--- Don José: Se me ocurre hacer un paralelismo entre abuelos. A ver si me explico: allá en el Caribe tenemos a Castro y acá en el Río de la Plata a Mujica. Uno peina canas convencido de que hizo lo adecuado y el otro reconoce su error al intentar llegar al poder por las armas. Los dos abuelos son personas cultas. Uno con formación universitaria y el otro con la titulación que proporciona el cotidiano vivir en las calles montevideanas. Ambos protagonizaron acontecimientos históricos como actores de una obra que lleva varias décadas en escena. A lo mejor las diferencias entre ellos dos las tenemos que buscar en el origen social ya que el líder cubano viene de una familia rica y nuestro presidente de una de clase media.
--- Flaco: Usted se nos va por las ramas. No creo realmente que la edad de Fidel o de Raúl o del Pepe tengan ninguna importancia. Al contrario, siendo abuelos tendrán más experiencias que los hacen portadores de conocimiento y sabiduría. Es muy educativo el escuchar a nuestro presidente filosofando sobre temas diversos en un lenguaje coloquial que todos entendemos. Es el abuelo que nos acompaña con sus consejos llenos de cariño al estilo del querido viejo Artigas.

--- Don José: Dejáme que me aclare. Si saqué el tema de la edad es para marcar diferencias entre los dos abuelos. Todos conocemos viejitos rompe bolas [entre los que me incluyo] y otros amables y encantadores. Bien, dicho esto...meto a Fidel en los primeros y a Pepe en los segundos. El líder cubano no supo envejecer, sigue instalado en un absurdo infantilismo que es cuando los botijas negamos ser los culpables delante de una evidente cagada. Es la afirmación escapatoria de la responsabilidad al decir el "yo no fui". Fidel se quedó en su mundo de nene de papá-gayego-rico. Nunca le faltó nada. A diferencia de nuestro presidente que fue creciendo por su esfuerzo personal. A uno se lo dieron hecho y el otro se lo ganó a pulso. Acá es donde veo la gran diferencia entre ambos.

--- Pocho: Me gusta el razonamiento. Usted, don José es hombre que las piensa. Su humildad lo deja fuera del grupo de rompe-bolas que siempre critican todo sin analizar nada. Su hipótesis es novedosa. Es sin duda un nuevo punto de acercamiento a lo que está pasando en Cuba. Nunca lo pensé pero Sigmund Freud nos puede indicar el tratamiento para que Fidel supere su complejo de Edipo. A final vamos a tener que mandarle a Ángela Blanca para que lo cure. Nuestra vecina, además de linda piba es una psicóloga con reconocida trayectoria que irá sin cobrarle un mango con tal de poder estar unas horitas en la playita después de cada sesión con Fidel. 

--- Tito: A mi me dejan en orsai. No entiendo nada. No veo que el padre de Fidel tenga voz en este tango. Lo de Edipo me suena al quilombo que tenían los griegos de la aristocracia que tanto le daban al vino tinto como al blanco. Lo que me gustaría saber es si Cuba seguirá así después de Fidel o si al otro día del entierro hay convocatoria de elecciones libres con candidatos varios. Quiero también que me indiquen los pasos que dará Estados Unidos en el futuro inmediato, es decir, después de la casi segura reelección de Obama.

--- Don José: Bueno, Tito, tranquilo...no te calentés que no andamos perdidos por la quinta de las albahacas. Recordar el papel del emigrante Ángel Castro Argiz es muy importante. A lo mejor no sabés que fue la intervención del padre la que le salvó la vida a Fidel y a Raúl. Los iban a fusilar al fracasar el asalto al cuartel Moncada, el 23 de julio de 1953. El cuartel estaba en Santiago de Cuba y allí el obispo era Enrique Pérez Serantes que además de gayego era buen amigo del padre de los Castro. Su ruego personal de ayuda con el obispo fue determinante para que el general Batista accediese a la concesión de clemencia. El hijo de otro emigrante de Galicia, Abel Santamaría, no tuvo la misma suerte. Lo asesinaron allí mismo, quizás se hubiese salvado si su padre, un humilde carpintero, tuviese contactos y  dinero suficiente para coimear a los milicos que controlaban Cuba.

--- Flaco: No sabía nada sobre la intervención del padre de Fidel después del fracasado asalto al Moncada. Se habló mucho del juicio posterior y la frase de "La historia me absolverá". Estoy de acuerdo en que el abuelo Fidel es un hijo de papá orgulloso que no reconoce los errores. Se aferra a pasar a la historia como un tirano más que se cree dueño del bien y del mal. No es normal que se persiga a las "Damas de Blanco" por manifestarse pacíficamente o tener a ciudadanos en cana, años y años porque opinar diferente. Las ideas nunca son delito. El padre de Fidel debe estar puteando de lo lindo allá arriba al ver que su hijo no aprendió nada en la vida y que se olvidó de la enseñanza bíblica del Eclesiastés sobre la vanidad.

--- Don José: Es triste, la verdad, que una persona culta como Fidel venga a terminar sus días como la mierda, encerrado en su mundo de autista autosuficiente. Es bastante patético verlo con la berretada esa del conjunto deportivo con los colores de la divisa nacional. Los verdaderos patriotas no tienen que envolverse en ninguna bandera porque la patria está adentro, en el corazón. Si Fidel hubiese heredado una gotita del humor que dicen tenía su padre estaría reconociendo los errores y comentando con Raúl: "Bueno, hermano, habrá que devolverle a los gallegos la propiedad plena del Centro Gallego. No quiero llegar allá arriba para escuchar la reprimenda de nuestro padre por haberle incautado el hermoso palacio, obra de sus paisanos. Me sentiría mal si me recuerda que nuestra Revolución no fue capaz de darle una mano de pintura al edificio privado de mayor valor arquitectónico de La Habana". 
EN LA ESQUINA MONTEVIDEANAManuel Suárez Suárez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.