red.diariocritico.com

Las fuerzas aliadas de EEUU, Francia y el Reino Unido atacaron Tripoli

Se declara la guerra en Libia con ataque aliado

Se declara la guerra en Libia con ataque aliado

A pesar del alto el fuego declarado por Libia, las fuerzas aliadas reiniciaron sus ataques sobre Trípoli, la capital libia; ante esto, la defensa antiaérea de las tropas de Gadafi respondieron con disparos, informó la cadena de televisión Al Yazira.

La cadena de televisión informó que los disparos de la artillería antiaérea procedían del palacio Bab El Aziziya, la residencia del líder libio, Muamar Al Gadafi. Esto se produce el mismo día en que la intervención militar aliada, iniciada el sábado, ya consiguió imponer una zona de exclusión aérea en Libia, conforme a la resolución de la ONU. Fuentes militares añadieron que se logró detener el acoso de las tropas de Gadafi contra la ciudad de Bengasi, el bastión rebelde. Más de 90 personas murieron en los combates producidos el viernes y sábado durante la ofensiva de las tropas pro-Gadafi contra los insurgentes de Bengasi, según fuentes médicas y periodistas de la AFP. El Pentágono explicó que el total de misiles de crucero Tomahawk lanzados ayer por Estados Unidos y el Reino Unido alcanzó los 124 y confirmó el ataque de EEUU contra la base aérea libia de Ghardabiya. La operación militar aliada logró "dañar significativamente" el sistema de defensa antiaéreo del régimen libio, dijo este domingo un alto funcionario del Pentágono. También Francia, cuyos aviones sobrevolaron Libia pero no bombardearon a las fuerzas de Gadafi, se refirió a la "eficacia" de las primeras operaciones y aseguró que los ataques de la coalición disminuyeron las agresiones contra la población civil que apoya a los rebeldes. Asimismo, cazabombarderos Tornado GR4 de la RAF (Fuerza Aérea Británica) y un submarino británico participaron en el ataque de las fuerzas internacionales contra el régimen libio, informó el ministro inglés de Defensa, Liam Fox. Amenaza. Ante la intervención militar, Gadafi desafió a Occidente, prometiendo "una guerra de larga duración" y anunciando que los depósitos de armas están abiertos a sus partidarios para "defender Libia y proteger su petróleo". Al respecto, el Consejo Nacional Transitorio (CNT), que representa a los rebeldes, aseguró que al menos 8.000 personas han muerto desde que comenzara el conflicto en Libia, a mediados de febrero pasado. En relación al objetivo del operativo militar aliado, el director del Personal Conjunto en el Pentágono, William Gortney, señaló que "Odisea del amanecer" no tiene como objetivo a Muamar Al Gadafi. Destacó que España, Dinamarca y Katar se han sumado también a la coalición integrada originalmente por EEUU, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá. El funcionario norteamericano dijo esperar que otros países árabes entren a formar parte de la misma, aunque no ofreció detalles concretos. No creen en el alto al fuego libio ONU El secretario general de ONU, Ban Ki-moon, pidió a Gadafi que cumpla su palabra de llevar a los hechos el anunciado alto el fuego. EEUU La Casa Blanca consideró hoy "una farsa" el anuncio de alto el fuego libio; aseguró que mantendrá la ofensiva. La OTAN pide el mando El Gobierno británico espera que la Alianza Atlántica releve en los próximos días a Estados Unidos en la dirección y control de las operaciones militares internacionales para aplicar la zona de exclusión aérea sobre Libia  "Espero que pasemos a una situación de comando y control de la OTAN, aunque no sea una misión de la OTAN", dijo el titular británico de Defensa, Liam Fox, en una entrevista a la BBC. Según el ministro, "sigue siendo una coalición de la ONU, de naciones que voluntariamente quieren defender al pueblo libio, pero esperamos que la coordinaremos a lo largo de esta semana a través de las estructuras de comando y control que ya tiene la OTAN".  "Espero que ocurra en cuestión de días. Todo depende de que logremos un acuerdo de todas las naciones de la OTAN", agregó. Fox reconoció que este salto cualitativo en el papel de la OTAN puede verse limitado por el hecho de que naciones miembros de la Alianza, como Alemania y Turquía, han decidido no participar. El ministro admitió que un protagonismo formal de la OTAN puede desanimar a los países árabes a implicarse en la operación. Aseguró que en las últimas horas conversó con dirigentes de varios Estados árabes, que le manifestaron su disposición a sumarse a la campaña militar en los próximos días. "He hablado con algunos líderes de los países árabes, que me han dicho que podrían implicarse. Quieren ser ellos quienes hagan el anuncio y no voy a decir qué países pueden estar involucrados, pero es una respuesta muy positiva", subrayó Fox a la agencia EFE.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios