red.diariocritico.com
Nos quedamos sin médicos

Nos quedamos sin médicos

La crisis económica y las medidas que toma, o que no toma, el Gobierno tienen indudables efectos. Teníamos el sistema financiero “más sólido del universo”, según Zapatero, pero las Cajas de Ahorro (Caja Castilla-La Mancha, Caja Sur y no menos de otras diez o doce en la recámara si no hay fusiones antes del 15 de junio) son un problema que afecta a los cimientos de todo el sistema. ¿Tiene algo que ver la utilización partidista de las Cajas, y hasta el “nacionalismo” de las autonomías, con su crisis estructural? Al igual que en la Justicia, la politización impide la eficiencia.

Lugo viene la reforma laboral, donde los sindicatos y la patronal son un freno para el cambio y lo peor es que el Gobierno tenga que actuar por decreto. Ni es bueno para la paz social ni es seguro que sea positivo para la economía. Las últimas medidas del Gobierno van a tener “efectos colaterales” en muchos sectores. El desencanto de los funcionarios, especialmente de los profesores o de los médicos, puede hacer que el sistema educativo –es difícil que empeore- y el sanitario se resienta. El sistema público de salud es uno de los que mejor funciona, a pesar de las carencias, pero la falta de presupuestos y, más aún, la falta de profesionales puede llevarnos a la cola de Europa. Un duro golpe al Estado del bienestar.

Hay datos que avalan este temor. Cada año, cerca de un millar de médicos y seguramente más enfermeras, en su gran parte excelentemente formados, abandonan España para buscar mejores sueldos, sobre todo en Inglaterra y Portugal. Son ya unos 20.000 los que han abandonado España en la última década. Formar a un médico nos cuesta 200.000 euros. Es fácil calcular el daño causado a nuestras arcas y el ahorro de los países que los acogen. La descapitalización del sistema se agrava cuando, como dice Carlos Amaya, vicepresidente de la Federación Europea de Médicos Asalariados y uno de los mejores conocedores de nuestra realidad sanitaria, “en un gran hospital, como el 12 de Octubre de Madrid, el 38 por ciento de los nuevos médicos residentes que se acaban de incorporar son extranjeros”. Es decir, tenemos que importar médicos ante la sangría de los que formamos. Y, como también dice Amaya, se están haciendo contratos a médicos “por meses… y hasta por días”.

Tan es así que Sanidad se ha visto obligada a regularizar a médicos extranjeros sin título homologado, cuando hay muchos médicos españoles, entre 2.5000 y 10.000 según las fuentes, los médicos especialistas sin título oficial, los llamados mestos, que trabajan en condiciones de precariedad como interinos o suplentes o se ven obligados a ejercer exclusivamente en la sanidad privada. Bajos sueldos, desincentivación, carencia de especialistas, falta de personal, falta de control sobre la formación de los profesionales que importamos, limitación de recursos para formación, recorte tras recorte al sector farmacéutico… El enfermo presenta un mal pronóstico.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios